POLICIALES

Vivió una verdadera odisea, cautiva por más de quince días

16:10hs
Sábado 25 de Febrero, 2017

Clara Ferrer permaneció secuestrada en una vivienda de 162 N y 14. Liberada tras un fortuito mensaje en Facebook, expone haber sido sometida a múltiples abusos. El captor, prófugo

Clara y su madre cuentan a cámara la odisea que tuvieron que enfrentar (Foto: Captura A24)

Sólo por un reflejo oportuno y un golpe de suerte, la joven Clara Ferrer, de 18 años, consiguió avisar a su madre, a través de Facebook, que desde hacía más de quince días permanecía cautiva de un hombre que, en ese tiempo y conforme a la denuncia que se investiga, le habría suministrado drogas y la habría sometido, junto a otros sujetos, a vejaciones repetidas.

El procedimiento que permitió liberar a la joven se realizó en las últimas horas en las inmediaciones de 162N y 14, domicilio del captor, identificado como Pablo Miguel Reynoso, de 38 años, con un frondoso prontuario y ligado a causas por drogas y robos, por los que pasó un tiempo en los penales de Magdalena y Florencio Varela. Los investigadores señalan que el cautiverio habría tenido lugar en la citada vivienda y en otra situada a unos 50 metros, propiedad de una familiar de Reynoso.

La joven víctima relató que conoció a Reynoso el domingo 5 de febrero en Plaza Moreno a la madrugada, a la salida de un boliche. Junto con otra chica, accedió a subir al auto de quien se transformaría en su captor, quien junto a un acompañante las invitó a su casa en Berisso.

Allí, conforme al relato de Clara, comenzó un verdadero calvario. Ella pedía que la dejaran regresar a su casa, pero a cambio recibía amenazas, golpes y era obligada a ingerir cocaína y a mantener relaciones sexuales, con Reynoso y otras varias personas.

El salvador mensaje de Facebook lo pudo enviar, en unos minutos en los que Reynoso se distrajo, desde una tablet que se estaba cargando. Su madre recibió el alerta -proveniente del perfil del desconocido- y dio aviso a la policía. Los encargados de acompañarla a Berisso fueron integrantes del servicio de calle de la comisaría 10ª de City Bell, localidad en la que vive la familia. El operativo arrojó resultados positivos y permitió a Clara reencontrarse con su madre, aunque en el medio del desconcierto, Reynoso consiguió darse a la fuga, dejando un revolver calibre 32 sin proyectiles que tenía en el domicilio.

En las últimas horas, mientras se redoblaban las acciones para tratar de dar con su paradero, en una causa inicialmente caratulada como ‘privación ilegal de la libertad’, la policía detuvo en la zona de 18 entre 162 Norte y 163 a un hombre de alrededor de cincuenta años sospechado de ser uno de los hombres que abusaron de la adolescente durante su cautiverio. También se realizaron allanamientos en viviendas de personas ligadas a Reynoso, en donde se secuestraron drogas, elementos para su corte y ropa interior de la secuestrada.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO Ⓒ 2016 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web