INSTITUCIONES

El Canossiano celebra 80 años de presencia en la ciudad

17:27hs
lunes 9 de octubre, 2017

Este martes a partir de las 18:00, en la Carpa de las Colectividades en la que se llevaron adelante las actividades principales de la Fiesta Provincial del Inmigrante, se desarrollará un acto con el que se celebrarán los 80 años de presencia en la ciudad del Instituto Canossiano San José. En la oportunidad, se compartirá la eucaristía y luego se escuchará un concierto de la Orquesta Escuela.

Algo de historia

Para 1937, cuando las hermanas canossianas llegaron, Berisso era un simple barrio de La Plata, constituido por obreros de distintas nacionalidades, cuyas fuentes de trabajo eran fundamentalmente el frigorífico, la petrolera y la hilandería. Por entonces, el tranvía -con recorrido La Plata-Berisso- era el único medio de transporte.

La barriada contaba con dos escuelas primarias: la Escuela N° 58 (actual Escuela N°1) y la Escuela N°18. La única Iglesia era la Parroquia María Auxiliadora y no había servicios asistenciales.

En este ambiente marcado por el trabajo, la sencillez y la humildad, el 20 de febrero del año citado se establecieron las Hermanas Hijas de la Caridad Canossiana, impulsadas por el Espíritu de Cristo Crucificado y el ejemplo de su Fundadora, Santa Magdalena de Canossa.

Las pioneras fueron las Hermanas María Aberni y Luigia Mauri, a quienes se les suman, el 7 de marzo del mismo año, las Hermanas Pascua Varagnolo y Ángela Galli.

Las cuatro dan comienzo a las obras de evangelización a través de la catequesis en la Parroquia y sus alrededores, siguiendo fielmente las enseñanzas de Santa Magdalena de Canossa que decía “Jesús no es amado porque no es conocido”.

Se dedicaron además al cuidado y crianza de los niños -abriendo una guardería- y de su formación, a partir de la apertura de una escuela de manualidades, bordado, corte y confección. Sumarían tiempo después, con el impulso del médico Romano Gialour, la creación de un consultorio. Para llevar a cabo estas obras alquilaron dos casitas, una ubicada en calle Ostende y la otra en calle Punta Arenas.

En 1941, bajo la protección de San José, las Hermanas Canossianas dan comienzo a la Escuela Primaria, apuntando a la formación humana y cristiana de las niñas. Al año siguiente la Escuela Primaria fue incorporada a la Enseñanza Oficial, siendo su primera directora la Madre María Luisa Perucco.

En 1943 la señorita María Valentina Gil, primera colaboradora laica de las Madres Canossianas, se desempeña como maestra en el Instituto Canossiano San José.

La obra educativa progresaba y el edificio quedó chico. Muchos fueron los vecinos que se sumaron y colaboraron para su ampliación.

En 1947, viendo la necesidad de educación no sólo de las niñas, sino también de adolescentes, las Madres abren el Nivel Secundario. La formación estaba dada por tres años del Ciclo Básico y dos años de Magisterio. Las primeras Maestras Normales se recibieron el primero de diciembre de 1951.

Sin embargo, la obra evangelizadora no se redujo a la enseñanza de la catequesis en la escuela. Las Madres Canossianas, en colaboración con los sacerdotes y laicos, promovieron el florecimiento de varias parroquias entre las que se encuentran San José Obrero con sus oratorios (Nuestra Señora de Luján, Santa Magdalena de Canossa y San Cayetano, Santa Rita y San Pantaleón), Nuestra Señora de Luján, Santos Pedro y Pablo, Santa Teresita del Niño Jesús, Nuestra Señora de Loreto y San Francisco de Asís.

Desde aquellos años hasta la actualidad, sábados y domingos las Madres se dedican a la enseñanza de la catequesis de los niños para la preparación de los sacramentos de la iniciación cristiana.

Madres, maestras y laicos trabajan comprometidos en la misión de “llevar y anunciar a Jesús en permanente servicio de caridad evangélica”, poniendo al servicio toda su creatividad y caridad.

Con la renovación del Concilio Vaticano II, los sacerdotes, junto a las hermanas, se preocuparon no sólo de la evangelización, sino también de la asistencia y promoción humana de la comunidad berissense, a través de la obra de Cáritas, a cargo de la Madre María Barlassina.

Fue en 1971, con el cambio de planes de estudio, que comenzó a dictarse el Profesorado para la Enseñanza Primaria y en 1992 el Profesorado para la Enseñanza Pre Primaria.

Entre las hermanas que dedicaron su vida a la educación y evangelización se encuentran los nombres de las Madres Alice Jorge y María Alghisi; así como también la presencia de otras religiosas canossianas cuyo recuerdo permanece vivo en el corazón de quienes las han conocido.

Fieles al carisma de la Fundadora, las Madres Canossianas, con sus obras educativas y de evangelización, abrazan a alumnas, alumnos, padres y familias; instituciones religiosas, educativas y a organizaciones sociales que a lo largo de los años colaboraron con ellas en la educación y formación de la persona contemplando su aspecto biológico, psíquico y espiritual.

María, Madre Dolorosa y Jesús Crucificado, que fundamentan el carisma canossiano, sostienen a las Madres y a quienes comparten con las Madres sus obras y son fermento en vida cristiana en la comunidad.

Etiquetas en la noticia

80 aniversario Berisso canossiano san josé

Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO Ⓒ 2016 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web