Crónicas al paso

¡Devuélvannos a nuestro Berisso!

9:57hs
Viernes 10 de Febrero, 2017
Marcela Moroni

Soy de la generación que nació y creció en el Berisso de los inmigrantes, donde nos conocíamos todos, donde jugábamos en la calle hasta entrada la nochecita, donde mateábamos en las veredas con nuestros vecinos, andábamos en bici… etc., etc…

Me casé con una persona de Berisso. Nos quedamos a vivir en Berisso. Tuvimos nuestros hijos en Berisso. Desarrollé mi profesión durante casi 30 años en Berisso. Pero hoy algo cambió.

En el curso de un mes, a dos de mis hijos les arrebataron sus bicicletas. Al mayor lo redujeron con gas pimienta y al más pequeño con amenazas. La escena, la misma: Entrar corriendo a mi casa llorando y gritando ‘¡Me robaron la bici!’…

Haciendo una analogía con mi infancia/adolescencia, yo entraba a mi casa corriendo y gritando de felicidad, luego de haber disfrutado de un día de juegos, de amigos, de risas, de andar por las calles libremente… Pero a ellos les toca otra realidad: Sus amigos, a raíz de esto, ya no andan solos en bicicletas, se organizan de manera de ir en grupos, aceleran cuando ven una actitud sospechosa de alguna persona que se les acerca… Están expectantes ante los peligros, pendientes de un posible robo. Transitan las calles con miedo.

¿Qué nos está pasando? ¿Tenemos que encerrar a nuestros hijos para que nada les ocurra? ¿Tenemos que enseñarles a cuidarse todo el tiempo, a andar por la calle mirando siempre a su alrededor, desconfiando del que pasa por al lado, diciéndoles que entreguen todo lo que tienen con tal de que no les hagan nada? ¿Tenemos que agradecer a Dios que regresan a casa ilesos? Cada día lo vivo como si estuviera en una jungla, sintiendo que hasta que mis tres hijos no regresan a casa, algo puede estar pasando… una paranoia permanente.

Esto no lo escribo porque quiero recuperar mis bicicletas. Lo que quiero es que me devuelvan a mi querido Berisso.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO Ⓒ 2016 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web