INFORMACIÓN GENERAL

Baleada en abril, despedida en diciembre

10:19hs
viernes 30 de diciembre, 2016

Cuando el lunes 19 de diciembre Micaela Salvatore -joven que fue baleada en un intento de asalto a principio de año (ver abajo)- volvió a la escuela donde trabajaba desde hacía 7 años como maestra del nivel inicial, recibió una pésima noticia: ya no formaba parte del plantel docente.

Ese día, de 13:00 a 17:00, se había planificado un encuentro docente para definir estrategias y metodologías educativas. Media hora antes de la finalización, la citaron aparte y, frente a un escribano, la asesora legal y dos testigos presentados por el empleador, le informaron que había sido despedida de sus dos cargos.

Según expusieron desde el entorno de la berissense, días antes de que la balearan, desde el colegio le habían ofrecido un nuevo cargo, como preceptora. Las explicaciones que intentaron dar las Hermanas Hijas de la Caridad Canossiana de Los Hornos, no resultaron sólidas para la joven mujer que a la vista de los acontecimientos, cierra un pésimo año.

Según explica María Eugenia Vosilaitis, referente de SADOP, el acta notarial refiere que se trata de un ‘despido incausado’. Sin embargo, el papel no se correspondería con los argumentos que le dieron a la docente. “Le dijeron primero que era por una reestructuración. Primero el planteo fue que había superposición horaria. Habíamos averiguado y sabíamos que no era así, que podía desempeñar un cargo a la mañana y otro a la tarde. Después dijeron que la trabajadora no podía desempañar dos cargos porque eso afectaría su desempeño. Cosa que no llegó a pasar”, enfatizó la dirigente gremial. “Planteamos entonces que conserve un cargo y que la despidan del otro, porque ellos le ofrecieron un segundo trabajo. Nos dijeron que no, que el vínculo humano estaba roto”, añadió.

Para Vosilaitis, ‘no hay más coherencia que la lógica empresarial’ que aplica el establecimiento educativo. “No tuvieron en cuenta el pasado, la historia y el vínculo que construyó el docente, lógica que contradice además las premisas que empapelan la escuela con las palabras del Papa Francisco en la celebración del año de la Misericordia”, argumentó.

Según explican desde el gremio, previo al incidente, Micaela era maestra de grado y las Hermanas Canossianas le ofrecieron un nuevo cargo como preceptora. Micaela aceptó y sacó licencia sin goce de sueldo como maestra para asumir su nuevo rol, siempre en calidad de titular. Pero este cambio nunca se materializó en la práctica porque Micaela fue hospitalizada.

“Cuando ella se reintegra, figuraba dentro de la planta orgánica funcional. Figura al 11 de abril que ella tiene un cargo a la mañana y otro a la tarde como docente y como preceptora. La asistente legal dice que no está firmado por la trabajadora. Sin embargo sí tiene la firma de las suplentes que la reemplazaron y la inspectora. Esto está reconocido. Y en los dos cargos tiene el código de titularidad,  detallan desde el gremio.

Por eso a Micaela le depositaron su indemnización por despido sin causa como indica la Ley de Contrato de Trabajo 20.744.

“Intentamos que conserve aunque sea uno de sus cargos -insistió Vosilaitis- pero tampoco accedieron a eso. Micaela no sólo se quedó sin trabajo. En el año de la Misericordia, quedó desamparada. La dejaron sin aportes y sin obra social para que pueda seguir su tratamiento psicológico”.

Para la referente de SADOP, se trata de una medida que ‘intenta disciplinar al resto’. “Las listas negras pasaron de moda. Podemos reclamar lo que nos corresponde. Los docentes privados están privados de sus derechos. Pero nosotros sabemos que al docente lo dignifica el trabajo y queremos eso, no llegar a instancias legales” explicó.

Un episodio recordado

Micaela Salvatore estuvo internada en grave estado durante varias semanas luego de que le dispararan en el pecho. El hecho ocurrió el 2 de abril cuando caminaba por las calles 13 y 160. Las primeras versiones indicaban que podía tratarse de un intento de robo, aunque no fue privada de ningún elemento. Transitaba sola y fue asistida por los vecinos hasta la llegada de la ambulancia. Fue operada de urgencia en el Hospital Mario Larrain y la región se movilizó para donar sangre RH Negativo después de que se hiciera viral el pedido por las redes sociales y whatssap. Después de un mes de internación, Micaela fue dada de alta en los primeros días de mayo.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2019 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web