INFORMACIÓN GENERAL

Del que resultaron víctimas Marcela Basualdo y Jorge Torres

A 13 años del doble homicidio de Punta Lara

7:05hs
domingo 3 de diciembre, 2017

El responsable del crimen, Walter Olmos, continúa preso mientras espera ser juzgado en otra causa paralela en la que se investiga el abuso sexual sufrido por Marcela Basualdo.

Este domingo se cumplirán 13 años del asesinato de Marcela Basualdo y Jorge Torres. La pareja buscaba construir su vivienda y para eso se había puesto en contacto con el maestro mayor de obras Walter Olmos. El viernes 3 de diciembre de 2004 irían a cenar en Villa del Plata, tras buscar un dinero que Olmos les adeudaba. Sin embargo nunca llegaron a destino. La denuncia se radicó el sábado 4 y el lunes 6 se encontraron en la calle 38 entre 1 y 115 el auto del matrimonio, los documentos y una billetera con dinero. Los operativos de búsqueda dieron como resultado ese mismo lunes por la tarde el hallazgo de restos humanos en la zona del Camino Negro, en la selva marginal de Punta Lara, en un lugar de acceso complicado. Los habían enterrado en un pozo poco profundo y los habían cubierto con arena. Marcela tenía la cabeza envuelta en una bolsa plástica atada por un piolín y Jorge presentaba severos golpes en el cráneo.

Confirmada la identidad de los cuerpos por Luis Basualdo, padre de la joven, el fiscal que llevó adelante la causa allanó la casa de Villa del Plata del Maestro Mayor de Obras Walter Olmos y de una obra en construcción que se encontraba a pocas cuadras de ese lugar. Los datos indicaban que Olmos podría ser la última persona que los había visto con vida.

De ambos sitios se retiraron diversos elementos, los que se analizaron con el fin de determinar si presentaban relación con el caso; los investigadores no descartaban que los cuerpos hubieran sido transportados al lugar donde fueron encontrados.

La investigación continuó con la incorporación de otros datos y los resultados de las pericias realizadas, contándose además con el testimonio de dos testigos con identidad reservada, quienes afirmaban haber visto a Olmos cargando arena en su camioneta esa misma noche.

En los primeros días de 2005, la jueza Marcela Garmendia dictó la prisión preventiva de Walter Olmos. Entre los rastros sometidos a pericia figuraban residuos vegetales hallados en la arena con que los cuerpos habían sido sepultados, hilos de construcción y elementos propiedad de las víctimas encontrados en el domicilio del sospechoso.

De acuerdo a lo declarado en el expediente de la causa, Torres y Basualdo se habían hecho presentes en 140 entre 45 y 45 bis del barrio Villa del Plata (Punta Lara) con la finalidad de rescindir un contrato de locación de obra por la suma de 4.300 pesos.

A causa de una discusión, Torres fue muerto por medio de un golpe en la cabeza que le ocasionó un traumatismo de cráneo severo con hundimiento de las regiones temporal y occipital. Su novia había sido asfixiada con una bolsa de polietileno, luego de recibir golpes de puño en el rostro y de perder el conocimiento.

Tras una larga batalla de la familia y los abogados, Olmos fue condenado a 24 años de prisión. “Trabajamos junto al Dr. Ridella para que la sentencia quede firme. Fuimos hasta la Corte Suprema de la Nación”, recordó esta semana Luis Basualdo.

Un segundo juicio se inició cuando se comprobó que Marcela había sido sometida sexualmente. El mismo había sido programado para los días 7, 8 y 9 de agosto de este año, pero debió posponerse porque la Fiscal Sánchez sufrió un accidente. La causa será analizada entonces los días 3, 4 y 5 de junio de 2019. Buscarán a través del veredicto poder unificar las sentencias que serán de cumplimiento efectivo porque Olmos ya fue condenado en una primera instancia. A 13 años del brutal doble homicidio Basualdo explica que el dolor se alivia un poco sabiendo que el responsable sigue preso. Ahora buscarán la pena máxima que rondará los 10 años de cumplimiento efectivo.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO Ⓒ 2016 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web