CULTURA

Pasión por las seis cuerdas

12:50hs
jueves 28 de diciembre, 2017

Con 17 años, Juliana Pérez Wilson genera admiración cuando dedos y púa bailan sobre su guitarra. Su aspiración es ser una instrumentista completa, abarcando distintos estilos.

Juliana Pérez Wilson nació en Berisso y con tan solo 17 años es dueña de una técnica admirable en la guitarra. Su pasión por las seis cuerdas comenzó a los 11 años, cuando observó al guitarrista y líder de la banda californiana Avenged Sevenfold, Synyster Gates, haciendo gala de su destreza y rapidez con el instrumento. A partir de allí comenzó su entusiasmo por la guitarra eléctrica, de Steve Vai a Yngwie Malmsteen, pasando por Steve Howe entre otros. Los ‘héroes de la guitarra’ formarán parte de un pasado majestuoso, pero el presente de la joven berissense desborda de interés y el futuro promete, a partir de un talento innato.

Un héroe de la guitarra no se hace, nace. Pero al mismo tiempo, tiene que trabajar mucho para mejorar y crecer como instrumentista, sin prisa pero sin pausa, perfeccionándose día a día con el instrumento.

Juliana es autodidacta; sus padres de clase trabajadora le compraron su primera guitarra y a partir de allí fue amor a primera vista. La base de su aprendizaje, asegura, es la práctica constante.

“Comencé tocando las bandas que me gustan: Slipknot, Metallica, Iron Maiden, Pantera y Avenged Sevenfold. Luego fui más allá y conocí a grandes guitarristas como Steve Vai, Yngwie Malmsteen, Zakk Wylde y también está Steve Howe de la banda Yes que tiene un estilo diferente pero una técnica interesante donde mezcla muchas escalas”, explica. “Últimamente estoy escuchando mucho jazz, blues, fusión, me gustaría aprender todos los estilos, para ser una guitarrista completa. También está la música clásica y aprender guitarra clásica, es lo que anhelo”, menciona también.

Actual estudiante de la Escuela de Arte, Juliana necesita renovar sus metas casi constantemente. “En la escuela estoy en iniciación; tenemos las clases de instrumento y lenguaje musical. Voy a la Escuela de Arte no solo para tocar la guitarra, sino también para que en un futuro pueda tener un título y ser profesora. Me gustaría tocar por siempre y llegar a la gente”, detalla, marcando que el origen de su pasión tiene un arraigo familiar marcado: el de su madre profesora de música.

Su mundo gira alrededor de una guitarra. Es por eso que la joven artista comenzó cursos de luthier y calibración. “Todo lo que me rodea está relacionado a la guitarra y si quiero vivir de esto no quiero quedarme solamente con tocar, sino también incorporar cosas que tengan que ver con la música y los instrumentos”, advierte.

Con las nuevas tecnologías, Juliana se dio a conocer por un video que subió al canal de Youtube. En ese sentido manifiesta que las nuevas tendencias en las redes sociales ayudan a artistas a dar a conocer su obra.

El mundo de la guitarra es en buena medida terreno ‘de hombres’, pero Juliana advierte que en los últimos tiempos las mujeres han ganado protagonismo. “Cada vez hay más chicas tocando la guitarra y me alegra mucho. A mí, varias veces me vieron con una guitarra y les sorprendía: una por ser mujer y otra por mi edad. Una mujer puede tocar igual que un hombre; no tiene nada que ver el género”, sostiene.

En la era de la inmediatez, de la tecnología, del reggaeton, talentos como el de Juliana hacen pensar que no todo está perdido.


Otras noticias

CULTURA

Los libros de la gente

La Casa de la Poesía entrega ejemplares que integraron la biblioteca de la Mutual 10 de Junio a la que acudieran varias generaciones de trabajadores de la carne.

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2018 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web