INFORMACIÓN GENERAL

Tiempos de vendimia

10:46hs
domingo 8 de abril, 2018

Se levantó la cosecha de uva. Condiciones climáticas favorables permitieron alcanzar una producción superior a la del año pasado. Podrían producirse unos 40 mil litros de vino.

Certero, un viejo viñatero sabría que llegó el tiempo de la cosecha con sólo sentir el perfume que se desprende de la fruta. Los tiempos fueron cambiando y las nuevas generaciones recurren a otras herramientas para poder saber que llegó la hora de cortar racimos. A través de un refractorio de bolsillo, que permite medir el tenor de azúcar que determinará el grado alcohólico del vino, se puede evaluar el grado de maduración de la uva. Esa misma uva que llegó cargada de historias, que bajó del barco en algún pañuelo o cobijada en una papa para no perder la humedad; esa que se adaptó a los suelos locales a pesar de sus condiciones de humedad y altas temperaturas.

No es otra que la uva que se cultivó en el monte y en la Isla Paulino; la que se comercializó en bodegas y fondas de la calle Nueva York; que tuvo su esplendor -permitiendo producir en algún año récord de las décadas del 40 o el 60 tal vez un millón de litros- y su ocaso; que volvió a brotar a partir de 1999, a partir del trabajo conjunto entre la Universidad Nacional de la Plata, el INTI, el Estado y los productores.

La vitis labrusca, con su particular acidez y su baya más gruesa que el resto de las variedades, se convirtió en un sello distintivo de la ciudad. Fue ardua la pelea que se dio para que también la reconociera el Instituto de Vitivinicultura, que en 2013 otorgó la categoría de ‘vino regional’ al producto que la utiliza como insumo.

De las 20 hectáreas que se encuentran productivas en el Partido de Berisso, 10 son trabajadas por integrantes de la Cooperativa de la Costa. Son más de 15 los productores que salen junto con el sol y rebalsan los cajones que se entregarán al Mercado para la venta de la fruta o se llevarán para ser clasificadas y molidas.

Este año, gracias a las condiciones climáticas favorables, los integrantes de la Cooperativa estiman que se llegarán a producir entre 35 mil y 40 mil litros, lo que dejaría un balance más que positivo en comparación a lo producido otros años.

Más allá de las nuevas herramientas con las que cuentan los productores, el trabajo del viñatero sigue siendo manual. Se cortan los racimos y luego se separa la uva para producir las diferentes variedades que ofrece el Vino de la Costa (rosado, blanco o tinto). La molienda comenzó en el mes de febrero y finalizará esta semana.

Características del Vino de la Costa

El Vino de la Costa es un producto elaborado con uva americana, variedad Isabella y se convirtió ya en un producto tradicional de la costa del Río de la Plata.

Es un vino regional y diferenciado que presenta un aroma frutado y un sabor característico. Su graduación alcohólica es menor (entre 9º y 10º) a la de otros vinos que se presentan en el mercado y su proceso productivo se desarrolla a base de mano de obra calificada y bajos insumos. Se trata de un vino que se elabora artesanalmente en la quinta de los productores de manera natural, sin conservantes ni aditivos.

Para celebrar el proceso productivo, los quinteros esperan año a año la ya tradicional Fiesta del Vino de la Costa, en la que comercializan sus productos y dar a conocer a los turistas lo que las manos cosechan.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2020 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web