POLÍTICA

Tierras ocupadas: Legislar para regularizar

9:29hs
lunes 7 de mayo, 2018

El Concejo Deliberante analiza dos propuestas que permitirían avanzar en la regularización de 18 barrios que poseen diferentes problemas en relación al hábitat.

Buscando dar solución a la problemática habitacional que vive el distrito, el Concejo Deliberante avanza en el análisis de dos iniciativas que, además de diagnosticar la actual situación, brindará herramientas para avanzar en respuestas que hacen al derecho a la vivienda de los vecinos.

Por un lado, el intendente Jorge Nedela presentó un proyecto para que el Municipio adhiera al Registro de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (RENABAP). Por el otro, una iniciativa presentada por el área de Tierras y Viviendas propone la creación del Programa Municipal de Acceso al Suelo. Por estas horas ambas iniciativas son evaluadas en el ámbito de la Comisión de Tierras del Legislativo local.

La adhesión al RENABAP facultaría al Poder Ejecutivo a que pueda firmar con el gobierno provincial y nacional convenios de cooperación que resulten necesarios para, paulatinamente, avanzar en mejoras para los barrios populares, definidos como “aquellas urbanizaciones informales que se encuentran integradas con un mínimo de ocho familias agrupadas o contiguas, en donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni con acceso regular a al menos de dos servicios básicos como pueden ser red de agua potable, energía eléctrica con medidor domiciliario o red cloacal”.

Según los datos publicados a partir del trabajo de campo realizado entre agosto y octubre de 2016 por la Jefatura de Gabinete de Ministros del gobierno nacional se identificaron 4288 barrios populares geo-referenciados en el territorio nacional, de los cuales 18 pertenecen a Berisso.

El registro fue elaborado por la Agencia de Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) a partir de un trabajo de campo que desarrollaron referentes de movimientos sociales.

En el relevamiento se registran los bienes inmuebles en los que se asientan los barrios populares, las construcciones existentes en dichos barrios y datos de las personas que las habitan. Es la misma agencia la que emite un Certificado de Vivienda Familiar que entregará ANSES para dar cuenta de la existencia y veracidad del domicilio. Este trámite permitirá a los vecinos comenzar a gestionar beneficios como conexiones de servicios de agua corriente, energía eléctrica, gas y cloacas, como así también realizar peticiones ante los organismos públicos, solicitar prestaciones de salud, previsionales y educativas.

El Decreto de creación del RENABAP faculta expresamente al Poder Ejecutivo Nacional a suscribir convenios con los municipios a fin de posibilitar la transferencia a las familias ocupantes en el mismo marco legal que oportunamente se defina.

Según explicó Paulo Ferreira, responsable del área de Tierras y Viviendas se trata de herramientas “para que podamos poner en un marco legal e institucional los conflictos existentes, generando por ejemplo nuevos loteos”.

Para el funcionario, la aprobación de las normativas, que están interconectadas, servirán para abordar el problema habitacional que en Berisso afecta al menos a 8 mil vecinos.

Del mismo modo, expone que a pesar de lo complejo de la situación, porque cada caso presenta su particularidad (ocupación sobre terrenos fiscales, terrenos con propietarios, tierras abandonadas) se buscará la solución menos traumática, incluyendo entre las posibilidades la expropiación de las tierras.

Destacó además que lo valioso de regular y normar en este sentido es que “hay un reconocimiento por parte del Estado Nacional de que allí vive una familia, sin que importa la situación jurídica del terreno” y que tras obtener la certificación, los vecinos podrán avanzar en los servicios básicos vinculados al derecho a una vivienda digna.

Tras la obtención del certificado, las familias podrían organizarse a partir de sus necesidades puntuales porque además de las cuestiones jurídicas se imponen las técnicas (factibilidad, subdivisión de la tierra, etc).

“Como municipio tratamos de acompañar a los vecinos. A pesar de que se contempla que el Estado Nacional aporte fondos, también se pueden generar a partir de que el vecino pueda pagar su terreno. Con esos recursos, se financiaría la infraestructura para ese u otro barrio”, detalla Ferreira.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2020 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web