INFORMACIÓN GENERAL

50 Años de “La Porteña”: Pan y de ‘yapa’ amor

11:01hs
domingo 8 de julio, 2018

Por el año 1968, Rita y Eduardo Collado decidieron casarse. Como no tenían donde ir a vivir, decidieron hacerse cargo del emprendimiento que allá por el año 1932 había lanzado el padre del novio: una panadería.

El negocio lo habían alquilado en 1949, pero el contrato estaba a punto de vencerse. Fue entonces que “La Porteña” quedó en manos del flamante matrimonio, 15 días antes de dar el sí.

Fue por necesidad que comenzaron a meter las manos en la masa. Pero amor y respeto convirtieron la ocupación en algo más que un trabajo, a pesar de que Eduardo nunca había participado activamente de la producción del pan. Hoy, su hijo Fernando continúa la tradición que ya atravesó tres generaciones.

“Yo nací en la panadería, pero cuando me hice cargo no sabía nada de nada. Como es un oficio, se aprende”, explica Eduardo dejando ver que uno de los secretos del producto es la buena materia prima y la elaboración. Por eso “La Porteña” o ‘la Panadería de Collado’, es referencia en elaboración de todo tipo de productos. “Todo lo que se elabore con harina y levadura lo podés encontrar acá. Cuando nos vamos de vacaciones, la gente nos extraña. Buscan pan con olor a pan, no elaboración industrial”, describe.

Cuando cumplieron 25 años al frente del emprendimiento, mudaron su negocio de calle Barcelona a calle Génova. Después de otros 25 años, la atención personalizada de cada cliente continúa intacta.

Por eso es uno de los pocos comercios que aún te da la ‘yapa’. Cuando un cliente compra, un caramelo o alguna otra atención va de regalo. Pasaron generaciones pero todos lo recuerdan y reclaman su premio.

Eduardo asegura que también lo reconocen en la calle por su generosidad de poder dar pan a quien lo necesita. Lo cuenta y se emociona. Los ojos que vieron como 3 inundaciones arruinaban las pertenencias, como crecían sus hijos en el mundo del trabajo, todavía se emocionan.

Medio siglo pasó desde aquel 1° de julio. No había certezas en la producción, pero sí amor, explican. “Amor al trabajo, a la pareja, al futuro”. Futuro del que, parece, hay.

Galería de fotos


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2018 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web