POLÍTICA

Abrazo simbólico a la Unidad Sanitaria de El Carmen

12:18hs
jueves 8 de noviembre, 2018

Lo realizaron organizaciones que integran la Mesa local en Defensa de la Salud. Reclaman por deficiencias en infraestructura y falta de insumos y personal en los centros de salud.

Ayer al mediodía, la Mesa local en Defensa de la Salud, integrada por organizaciones sindicales, movimientos sociales y trabajadores de la salud efectuaron un abrazo simbólico al edificio de la Unidad Sanitaria Nº35, con sede en 37 entre 126 y 127 de El Carmen.

La jornada incluyó también una asamblea durante la que se planteó la preocupación de las organizaciones por problemas que denuncian en cuanto a infraestructura y a falta de insumos y personal en los centros de atención primaria. Además, desde el sector se observa que los trabajadores enrolados en la salud enfrentan una delicada situación de precarización laboral.

“Nos preocupa la situación de precarización laboral de los trabajadores de la salud, becarios y planta transitoria en la órbita provincial y médicos comunitarios y personal del SAME en el municipio. El nivel primario de atención y el servicio de emergencias son sostenidos por trabajadores de la salud precarizados, con salarios que van desde 5.800 pesos mensuales, sin aumento salarial, obras social, ART, aportes previsionales y aguinaldo”, plantearon referentes de la Mesa.

También expresaron su preocupación por el futuro de los profesionales que integran el programa Médicos Comunitarios. “El gobierno municipal anunció que en diciembre cesan los contratos de la cohorte 11 del programa Médicos Comunitarios, así como el cierre definitivo del programa para el 2021. En ese sentido, le exigimos al Ejecutivo una respuesta en cuanto a nuestro planteo de continuidad de todos los trabajadores del programa, en especial los de la cohorte 11 que en diciembre serán despedidos”, expusieron desde los gremios.

Desde la Mesa pusieron el acento además sobre la situación edilicia de los centros de salud, definiéndola como ‘preocupante’. “Hay baños clausurados con pérdidas, desbordes cloacales, techos que se llueven, falta de agua, perdidas de gas. En muchas ocasiones los trabajadores son quienes deben solucionar las falencias edilicias con dinero de su bolsillo. A esto se le suma la falta de insumos básicos para el normal funcionamiento de los servicios. El faltante va desde un ibuprofeno, anestesia para odontología a vacunas. La falta de recursos humanos e insumos, la precarización laboral y las falencias edilicias repercuten de manera directa en la atención”, advirtieron.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2018 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web