INSTITUCIONES

Cambio de Jefe en el Cuerpo de Bomberos

11:15hs
domingo 25 de noviembre, 2018

El Cuerpo activo de los Bomberos Voluntarios estará ahora al mando de Claudio Monte, quien reemplaza en el rol a Roberto Scafati. Tiempo de balances y nuevos proyectos.

Roberto Scafati y Claudio Monte

Fue en 1983 cuando Roberto Scafati, con apenas 13 años, decidió sumarse a Bomberos Voluntarios. La inquietud surgió por las frecuentes visitas que el Jefe de entonces, Isidoro Mijailidis, realizaba a su padre en la gomería de calle 11. Tomaban mates e intercambiaban experiencias.

Un día Mijailidis llegó para emparchar la goma de un camión porque el papá de Roberto colaboraba con la institución. Cuando ya se había hecho la reparación se escuchó la invitación. “Pibe ¿Querés venir hasta el cuartel? Vamos en la autobomba”. Sin dudarlo se subió al Ford modelo 62 y desde entonces se transformó en la ‘mascota’ del Cuerpo. Cuando cumplió 14 tuvo la posibilidad de entrar como cadete.

Lo recuerda como si fuera hoy. Fue un 11 de enero. Asegura que es imposible dar cuenta de todas las intervenciones de las que fue parte. Pero la primera, está marcada en su memoria hasta hoy.

“Fue un incendio de pastos en la manzana que está en calle 60, 127 y 128. Entonces íbamos colgados atrás, pero como yo era chiquito viajé en la cabina”, rememora.

A pesar del camino recorrido, muchas experiencias quedaron grabadas no sólo por las características del siniestro, sino por las condiciones humanas que se pusieron en juego durante esas desgracias.

Por su magnitud, Scafati recuerda incendios en la perfumería de Quinteros, en el Banco Provincia de La Plata y en la planta de YPF. Sin embargo, otros lo marcaron en su fibra más íntima. Por ejemplo aquel en el que murió una mujer y su hija y se pudo salvar a un niño. El pequeño fue creciendo y pidió que los bomberos lo reciban cuando llegó de su campeonato de taekwondo. El próximo 30 Roberto Scafati será su padrino de Confirmación.

En su devenir dentro de la entidad, llegó a Segundo Jefe, cargo que desempeñó durante 4 años y en noviembre de 2016 fue nombrado Jefe. Ahora pasará a integrar la Honorable Escuadra de Reserva, instancia a la que pueden acceder quienes hayan cumplido 43 años de edad y 25 años de servicio.

Para Scafati, el balance de su gestión da positivo. Entre los hechos destacados, cita los avances en la capacitación del personal y la inserción de instructores del cuartel en la Federación. “Trabajamos además en la renovación y permanente cuidado de los vehículos. Ese fue uno de los signos de la gestión. Otro hito fue el récord de inscriptos al curso de aspirantes de este año y un curso que no había habido antes fue un curso de aspirantes dedicados”, detalló, haciendo alusión al programa de capacitación previo al ingreso.

“Antes andaban sueltos, se capacitaban con los bomberos e iban aprendiendo. Yo los separé, nombré una tutora y los obligué a capacitarse a partir de un programa”, subrayó.

Otro de los puntos destacados fue el vínculo que se generó con otras instituciones, el trabajo de prensa y difusión, las visitas de escuelas y jardines y las relaciones que se establecieron con otros cuarteles de la región como los de Magdalena, Quilmes, La Plata, Florencio Varela.

Actualmente el plantel está integrado por 99 bomberos que son capacitados de manera constante para poder afianzarse en los diferentes roles que se desempeñan en la entidad.

Scafati resalta además que trabajó para un trato equitativo con los destacamentos, no sólo eliminando desde lo simbólico dicha denominación, sino distribuyendo los recursos ‘de manera pareja’.

“Para mí los destacamentos son sólo puestos de avanzada para llegar más rápido a una zona, pero siempre los traté como bomberos de Berisso y muchas horas mías estuvieron en los destacamentos”, definió.

Como una ‘segunda familia’

Quien ocupará ahora el cargo de Jefe será el Oficial Inspector Claudio Monte, que el 7 de noviembre cumplió 23 años dentro de la institución, a la que quiso sumarse desde chico junto con su hermano.

Cuando ambos se acercaron y conocieron lo que denomina “la familia bomberil”, ya nunca más se fueron. Si bien había contemplado la posibilidad de asumir la Jefatura, porque seguía en jerarquía a Roberto Scafati, Monte asegura que su nombramiento ‘lo alegró inmensamente’. “Se me vinieron los recuerdos de todos los jefes que tuve. Hoy asumir esta responsabilidad tan grande de llevar adelante la institución que es como nuestra segunda familia, es un gran desafío. Es el broche de oro de mi carrera”, señaló.

En su gestión, adelantó, buscará el apoyo de todos sus compañeros, rasgo que caracteriza a Bomberos Voluntarios desde su fundación. “Yo soy un eslabón más, por eso es un honor que hayan confiado en mí y espero poder estar a la altura de las circunstancias”, expuso.

Montes reconoce que se trata de una entidad históricamente organizada. Por eso avanzará siguiendo los lineamientos que marcaron sus antecesores, evaluando modificaciones en el caso de que ayuden a mejorar aún más el funcionamiento.

Más que nada, las modificaciones se darían en el plano operativo. “Mi idea es que cada voluntario desarrolle la tarea con la que más a gusto se encuentre: capacitación en el cuartel, tareas de mantenimiento, etc. Me gusta que se sienta cómodo porque es una tarea compleja la del voluntarismo. Se deja la familia y muchas cosas por el bien de la institución. Apuntaremos a que cada uno pueda desarrollarse en el plano que elija”, describió.

En relación a los destacamentos, aseguró que cada uno cuenta con dos autobombas y personal adecuado. Sin embargo reconoció que siempre faltan cosas. “Es como una casa. Nosotros elevamos las necesidades a la Comisión Directiva y ella se encarga de darnos las respuestas. Trabajamos no sólo con la capacitación, sino con los valores que se inculcan”, precisó.

Uno de los desafíos para la nueva Jefatura es poder hacer frente al desafío del voluntariado. “Cada vez es más difícil, porque la gente dedica más horas a su trabajo para llevar el pan a la mesa. Para venir acá dejan a su familia, a su trabajo. No sé durante cuánto tiempo más tendremos voluntariado. Por eso tenemos que cuidar a todo aquel que se suma a nuestra tarea. Esto es una vocación y quien no pueda afrontar el desafío, se termina yendo. Además se trata de una tarea que por lo general es triste”, finalizó.

Deuda al día

El intendente Jorge Nedela y el presidente de la Sociedad de Bomberos Voluntarios de Berisso, Ariel Ochandorena, firmaron un convenio de pago para normalizar los aportes que recibe la entidad con sede central en Avenida Génova y 164.

Según detalló Ochandorena, la deuda tiene que ver con el porcentaje que deriva del cobro de la tasa municipal de seguridad pública. A partir de lo recaudado se destina un porcentaje a bomberos y policía comunal.

Mensualmente, explica Ochandorena, la suma que corresponde a Bomberos promedia unos 170 mil pesos y la deuda acumulada, que será cancelada a través de cheques, rondaba los 8 meses. Con esos recursos, la entidad afronta parte del pago de cuarteleros, impuestos, combustible y otros gastos.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2018 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web