INFORMACIÓN GENERAL

E-ducar, e-quiparar, e-conomizar

9:50hs
domingo 13 de enero, 2019

El programa E-Basura de la UNLP apunta a generar conciencia, cuidar el medio ambiente y reducir la brecha social.

Según la ONU, cada argentino produjo durante el año 2018 ocho kilos de basura electrónica. El programa E-basura apunta a reacondicionar equipos informáticos en desuso para donarlos a organizaciones de bien público de la región. El objetivo es, de esa forma, reducir la brecha digital-social.

Dirigidos por Viviana Ambrosi, docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y del Laboratorio de Investigaciones en Nuevas Tecnologías Informáticas (LINTI) trabajan de manera interdisciplinaria.

Actualmente son cinco coordinadores y un equipo de treinta y cinco personas ligadas a las facultades de Informática, Ciencias Jurídicas y Sociales, Periodismo y Comunicación Social, Humanidades y Ciencias de la Educación, Bellas Artes, Ingeniería,  Ciencias Naturales y Museo y Ciencias Económicas que trabajan en diferentes ejes para educar y concientizar acerca de la problemática que ocasionan los residuos electrónicos y, en simultáneo,  acercar la tecnología a los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

Desde el año 2009, vecinos, instituciones y empresas acercan equipos o piezas informáticas que ya no usan para que puedan volver a la sociedad, evitando también el impacto que acarrea la basura electrónica que, arrojada a cielo abierto, resulta altamente contaminante.

Cabe destacar que los metales y otros elementos de los residuos son tóxicos y contaminan el medio ambiente, impactando sobre el aire, la tierra y el agua que se consumen diariamente.

Según consignan profesionales de la salud, materiales como el plomo pueden causar perturbaciones en la biosíntesis de la hemoglobina, anemia, incremento de la presión sanguínea, daño a los riñones, abortos, perturbaciones del sistema nervioso y disminución de la fertilidad del hombre. Por su parte, el arsénico es un veneno letal; el selenio puede traer desde sarpullidos e inflamación de la piel hasta dolores agudos.

Otro de los metales que afectan la salud es el cadmio que acarrea diarrea, dolor de estómago y vómito severo, fractura de huesos, daños al sistema nervioso, e incluso puede provocar cáncer. El cromo impacta en la salud causando erupciones cutáneas, malestar de estómago, úlcera, daños en riñones e hígado y cáncer de pulmón. Por último, el níquel trae consecuencias en los pulmones y provoca abortos espontáneos.

¿Qué sí, qué no?

Según explicó Ambrosi, a partir de los diferentes aspectos que contempla el programa, vecinos y empresas pueden donar equipos informáticos (computadora, CPU/gabinetes completos, notebook, notepad, monitor, teclado, mouse, parlante), equipos de conectividad (decodificadores, módems, hubs, switches, bridge), equipos de impresión (impresoras de cualquier tipo, scanners), equipos de telefonía fija y celular (teléfono, celular, central telefónica, fax, télex) y equipos varios (reproductores de MP3/MP4, calculadoras, cámaras digitales).

El proyecto no trabaja con electrodomésticos (radio, televisor, heladera, microondas), transformadores, cartuchos de impresión o tóner, monitores rotos o elementos con vidrio roto o cortantes, calefactores de aceite o lamparitas, pilas o baterías o fotocopiadoras.

Quienes deseen colaborar deberán separar el material por sus características y ordenados. E-basura sugiere además comunicarse previamente a través de su página o telefónicamente para poder recibir el material. Si no cumple con dichos requisitos, los vecinos podrán acudir a otros organismos para la disposición final y segura de los RAEE – Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos como Scrap & Rezagos, Dalafer, Silkers, www.dondereciclo.org.ar o el Servicio de recolección de RAEE Municipalidad de La Plata (0800-999-5959).

Según explicaron, el material no puede acercarse directamente al taller debido a que no todo material de desecho informático puede ser recibido por su toxicidad, ya que implica un riesgo para la salud. Los integrantes del proyecto le asignarán un día para la recepción del material a donar de lunes a viernes de 9:00 a 13:00.

Se aclaró además que no cuentan con movilidad para retirar los elementos de las empresas o casas, por lo que depositan su confianza en la voluntad y el compromiso de la persona para hacer llegar el equipamiento informático.

Del ‘tacho’ al escritorio

Una de las principales tareas del programa, como ya se mencionó, es reacondicionar equipamiento informático roto o vetusto en desuso para luego donarlo a organizaciones sociales de bien público y sin fines de lucro de la región y el país. Este año, por ejemplo, se donaron 94 equipos.

Desde la dirección se pidió colaboración de las empresas públicas y privadas para poder seguir adelante, teniendo en cuenta que por lo general los equipos llegan en mayor cantidad que siendo una donación particular.

Según explicó Ambrosi, la posibilidad de recuperación depende del material que llega y puede ir de un 10 a un 90%. Si el equipo llega por ejemplo de un banco, se busca actualizarlo para luego donarlo. El material que no es utilizado se troca a partir de acuerdos con recuperadores quienes reciclan parte del material. El resto, estos operadores los exportan a países de Europa donde pueden extraer en otras plantas los metales que se utilizan en su confección.

“Para continuar con la cadena de reciclaje, todo lo que no se puede donar se lo lleva un operador, así podemos avanzar en el reciclaje de otros componentes para trabajar en un modelo de economía circular donde por un lado podamos tener una fuente de ingreso para comprar repuestos o ayudar o colaborar con algún recuperador urbano”, detalla Ambrosi.

Las organizaciones que quieran equiparse, simplemente, deberán llenar un formulario para que integrantes del programa se puedan contactar. De igual manera las empresas que puedan donar su material podrán hacerlo a través de la web o vía mail en medioambiente@info.unlp.edu.ar.

Distinguidos

Desde su implementación, el programa recibió el Primer Premio del Concurso “Inclusión Digital 2009”, por parte del Programa Nacional para la sociedad de la Información (PSI) dependiente de la Secretaría de Comunicaciones de la Nación (2009).

También fue declarado en 2012 de Interés Provincial y ese mismo año fue ganador del Concurso del Banco Mundial 2012 y recibió la cesión de un predio por parte del Gobierno provincial.

También fue seleccionado en las convocatorias a Proyectos de Extensión Universitaria desde el año 2010 a la fecha e incluido en el Plan Estratégico de la UNLP.

En 2013 fue seleccionado para participar del Proyecto ECONORMAS MERCOSUR, cuyo objetivo es la Promoción de la Producción y Consumo Sostenible (PCS) y las Buenas Prácticas Ambientales. Desde el 2014, el Proyecto E-basura es Marca Registrada por la Dirección Nacional de Marcas. Ese mismo año recibió una mención otorgada por el Proyecto ECONORMAS MERCOSUR. En 2016 fue premiado también por la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) en la categoría “Aplicaciones TIC: E-Environmental” con el proyecto “E-basura: Enfoque ecológico en la era digital”, presentado por la Universidad Nacional de La Plata a partir del trabajo de la Secretaría de Extensión de la Facultad de Informática y el CeSPI.

Galería de fotos


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2019 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web