INFORMACIÓN GENERAL

Obras en escuelas bajo la lupa

11:25hs
lunes 22 de abril, 2019

En las últimas semanas, las comunidades educativas de la Escuela Primaria Nº 20 del paraje “La Hermosura” y de la Escuela Agraria se movilizaron con el objetivo de hacer visibles problemáticas que afectan a dichos establecimientos. En el primero de los casos, se cuestionó que el lugar elegido para la construcción de nuevas aulas dejaría a la escuela sin patio. En el segundo, se insistió en el reclamo por la recuperación del edificio construido para la institución en las inmediaciones del Vivero Municipal y el Fortín Gaucho, el que sin llegar a inaugurarse fue blanco de repetidos actos de vandalismo y presenta un severo deterioro en infraestructura y abandono.

La Agraria desmantelada

La comunidad educativa del establecimiento, que funciona actualmente en Los Talas, junto a la Escuela 10, realizó un abrazo simbólico al establecimiento educativo en señal de queja por lo que le sucede al edificio al que deberían mudarse.

Según explicaron participantes de la protesta, en 2017 se firmó el final de obra, para otorgarse la guarda al Consejo Escolar. “Nos enteramos que no había sido entregada porque faltaba aún obras complementarias como el acceso, las veredas, luminarias y seguridad”, explicaron, repasando que desde entonces se vinieron dando varios hechos de inseguridad. “Primero fueron robos menores, hasta que la destruyeron por completo”, definieron los papás y miembros de Cooperadora. “La escuela está detonada. No sirve nada. La destrucción es total”, se quejaron también, planteando que de acuerdo a la información con la que cuentan, las obras habían sido licitadas y debían ejecutarse en 120 días. Sin embargo, nunca comenzaron, y los interrogantes nunca fueron respondidos.

“Queríamos que nos ayuden con el tema seguridad. Era evidente que estaba a la buena de Dios. Volvemos a cero otra vez”, subrayaron los padres. Para resguardar el edificio habían propuesto pagar entre la cooperadora y el Estado un sereno o agudizar el sistema de vigilancia a partir de un sistema de alarmas, que finalmente nadie atendería.

Con el suceso de hechos vandálicos el edificio se quedó sin techo. También se llevaron los sanitarios y la grifería y hasta las aberturas. Buscando dar con los responsables del abandono, los papás evalúan presentar una demanda judicial que apuntaría a los miembros del Consejo Escolar como actores principales.

Elizabeth Franchi, presidente del cuerpo de Consejeros, explicó que la obra ‘debería haberse materializado junto con el edificio escolar’. “Como no fue así, iniciamos las gestiones para 2016”, señaló consultada sobre la situación. También indicó que el expediente pasó de Obras Públicas al Ministerio del interior y luego a Transporte y que finalmente se llamó a licitación, pero la obra no se adjudicó por falta de fondos.

Frente a este panorama, dijo, se realizaron gestiones ante Vialidad, que será el organismo a cargo de la ejecución de la obra de acceso. Según detalló Franchi junto a la construcción del camino se contemplará la obra hidráulica, un puente y el alumbrado, para luego dotar de servicios a la escuela. “Debemos destacar que esa obra se hizo con luz y agua sustraída de los vecinos. La empresa Avistar, responsable de la construcción, tuvo una multa de Edelap porque cuando comenzamos con el relevamiento de documentación se detectó un cableado desde la calle 18 al edificio”, planteó.

Cuando se culmine con la construcción del acceso, explicó Franchi, se iniciará el proceso para la reconstrucción a partir de un llamado a licitación que realizará la Dirección General de Infraestructura. Se trabajará además preparando el terreno de los denominados ‘entornos’ para que los alumnos lleven adelante sus prácticas de vivero y criaderos.

Solución al planteo en la Escuela 20

Recientemente, de forma ‘sorpresiva y compulsiva’ como describen integrantes de la comunidad educativa, apareció en el predio de la Escuela 20, que funciona en Ruta 11 kilómetro 13, una contención de obra hecha con chapas. En poco tiempo quedó cerrado un espacio dentro del patio que hasta dejó cercado el mástil y la bandera. La estructura terminó finalmente bloqueando el patio que usan a diario alrededor de trescientos nenes en ambos turnos.

Los papás aseguraron que nunca fueron consultados -como cuando edificaron el secundario- describiendo que existían otras alternativas para llevar adelante la edificación, como las de situarlas en la zona en la que funciona la biblioteca móvil o en un espacio trasero que llegado el caso podría expropiarse.

Para llevar adelante la obra además, se debieron suspender las clases, porque los obreros usaban los sanitarios de los alumnos, además de generar ruidos que no permitían el normal desarrollo de las actividades.

“Estamos frente a la desidia del gobierno de Vidal, porque es este gobierno el que está llevando a cabo estas obras sin consultar a nadie. Hay aulas para los nenes de jardín. Nosotros compartimos el edificio, lo que significa un problema. Frente a eso la solución que da el Estado es pésima. Nos generan un problema. No dan solución. Necesitamos un patio. Van a gastar 4 millones de pesos en dos aulas. Se nos llueven las aulas. Priorizamos que arreglen lo que no funciona hoy. Quieren hacer una obra que no sirve. No nos une la alegría, sino el descontento” consideró la semana pasada un docente del establecimiento educativo.

Consultada por la situación, Elizabeth Franchi, presidente del Consejo Escolar, sostuvo que no se proyectó la obra a espaldas de la escuela porque ahí está instalado el pozo ciego. Del mismo modo, señaló que las gestiones para la construcción de las aulas se iniciaron en 2016 y que los arquitectos e ingenieros fueron quienes consideraron que ese lugar era el correcto.

“Como se suscitó esta problemática, generada a partir del consejero Quillén Córdoba que usó a los papás como rehenes, vamos a evaluar con los profesionales competentes como reformular la obra”, expresó.

Finalmente, a través de un comunicado, el Consejo Escolar informó que por consejo del Inspector se decidió neutralizar la construcción, removiendo las chapas que se encontraban en el patio para  despejar el sector.

También por decisión del Inspector “se evaluará la reubicación de la construcción de las aulas mencionadas en el patio trasero del edificio, para  lo cual se analizaran las cuestiones técnicas y se  tomarán las medidas pertinentes”.

Obra en sanitarios del Jardín 901

Otra obra que afectó el normal dictado de clases en los establecimientos locales fue la iniciada en el Jardín 901 ubicado en el Parque Cívico. Desde el Consejo Escolar se informó que las clases estuvieron suspendidas para avanzar en trabajos que afectan el área de sanitarios del edificio.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2020 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web