INFORMACIÓN GENERAL

Perpetua para cuatro policías por el crimen de Ariel Cannizzo

12:39hs
viernes 10 de mayo, 2019

El hecho ocurrió en 2011. Familiares aseguran que durante el proceso de búsqueda de justicia fueron hostigados.

Ariel Cannizzo tenía 33 años cuando en la mañana del 21 de octubre de 2011, sin orden de allanamiento, irrumpieron violentamente en su casa de calle 93 bis entre 126 y 126 Norte en el barrio El Carmen y lo detuvieron. Durante el procedimiento, lo golpearon en la cocina. Luego lo subieron, herido y ensangrentado, al patrullero; a la rastra, producto de su imposibilidad para caminar por los golpes recibidos. Lo llevaron a la Comisaría Tercera, ubicada a 200 metros de la casa donde continuó la tortura y por la tarde fue trasladado a reconocimiento médico. Por último, quedó detenido en un calabozo de la Seccional Cuarta de Villa Argüello. Su hermano fue a verlo y notó el maltrato.

Final de la larga espera para conocer el veredicto del juicio

El detenido murió al día siguiente. Ese día llamaron a su mamá Mónica Yllescas y le preguntaron si Ariel sufría de algún problema de salud. Minutos después la anoticiaban sobre la muerte de su hijo. La familia fue acompañada en su búsqueda de justicia por la Asociación Miguel Bru. A Ariel lo venían hostigando desde hacía tiempo. A partir de las declaraciones de los testigos se pudo saber que ‘él siempre fue castigado por la policía de El Carmen’. “Si se paraba en la esquina se lo llevaban, le pegaban y lo largaban. Lo tenían de hijo bobo. Tuvo una causa por tirar piedras en una casa y le pusieron un arma y salió absuelto. Le pusieron un arma limada, hasta que se descubrió estuvo 4 años privado de su libertad. Después de eso no podía salir a la calle, porque lo molestaban. Le ganó una causa a la comisaría Tercera por haber estado todo ese tiempo detenido”, relatan desde su entorno.

Ese 21 de octubre hacia las 11:00, la casa de Canizzo fue escenario de un hecho extraño, asociado con el robo de una moto. Juan Castro, confeso autor del hecho, declaró haberse tirado de la moto y entrar por un pasillo en la vivienda, para ocultarse debajo de una cama.

“Lo sacan a él de arriba de la cama donde estaba acostado. Él gritaba ¿por qué, qué pasó, qué pasó? Porque él no sabía que yo estaba ahí. Cuando a mí me sacan de debajo de la cama a él lo tiran hacia la cocina. Cuando lo empujan hacia la cocina, lo llevan, que es otra cocinita aparte, que es donde la madre tiene su cocina, su garrafa, su heladera. Cuando me derivan hacia la cocina, yo lo veo al muchacho tirado en el piso con las dos manos atrás. Le daban patadas, le rompieron un palo de escoba en la cabeza, en la espalda, por todos lados. En ese momento me quieren obligar a agachar la cabeza, yo no la agacho, me doy por restringido y miro hacia a la cocina y lo tenían ahí a golpes maltratándolo. Y bueno en ese momento a mí me sacan para afuera, me llevan a la comisaría, me fue a retirar mi mamá”, expuso en su relato ante la Justicia.

Final de la larga espera para conocer el veredicto del juicio

El caso llegó a juicio con la carátula de “apremios ilegales”, pero durante el debate se cambió a “homicidio agravado” a pedido de la querella y la Fiscalía. El juicio estuvo a cargo del Tribunal Oral 1 de La Plata y los imputados fueron el ex-capitán Ricardo de La Canal, los tenientes Roberto Percuoco y Ernesto Conti, y el oficial principal José Antonio Cácere.

La parte querellante argumentó que la golpiza recibida durante la detención y en la Comisaría Tercera provocó a Cannizzo ‘una contusión cerebral, traumatismos y hemorragias internas’ que causaron la muerte. “Según han establecido los legistas, ha quedado declarado en esta sala de audiencias, como corolario de los golpes infringidos, que Néstor Ariel Cannizzo sufrió un cuadro asfíctico subagudo que le produjo la muerte durante las primeras horas de la madrugada del día 22 de octubre mientras se hallaba en el interior de la celda de la comisaría cuarta de Berisso”, se precisa en la sentencia.

Por esto el tribunal decidió condenar por mayoría a los acusados a prisión perpetua, accesorias legales y costas por resultar coautores penalmente responsables del delito de “Homicidio Calificado” en perjuicio de Néstor Ariel Cannizzo.

Días después de conocerse la condena, su madre volvió a denunciar hostigamiento contra la familia. Su nieto circulaba en bicicleta cuando fue embestido por una camioneta. A raíz de las lesiones el joven de 17 años fue internado en el Hospital Mario Larrain donde recibió curaciones. Conforme a su testimonio, la policía no habría llamado a la ambulancia para poder asistir al herido. A este hecho, la mujer suma su preocupación por la presencia permanente de un auto en la esquina de la casa. La situación ya fue planteada ante la Justicia. “No les alcanzó con matarme a un hijo. Ahora no nos dejan en paz”, consigna.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2019 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web