INFORMACIÓN GENERAL

Cine Continuado

11:40hs
sábado 8 de junio, 2019

A partir de la firma de un comodato, la histórica sala Victoria de la familia Leveratto iniciará una nueva etapa administrada por la Comuna.

Signó la historia familiar por generaciones. Los Leveratto son sinónimo de cine en la ciudad y en la región. Por eso, Carlos no durmió por noches y sintió que ponía un punto en lo que fue su vida, su pasión.

Teniendo como escenario el hall del cine ubicado en Montevideo entre 12 y 13, este miércoles, el intendente Jorge Nedela firmó un contrato con Carlos Leveratto mediante el cual el Municipio se hace cargo de la sala del Cine Victoria. El principal referente del emprendimiento estuvo acompañado durante el acto por su hermano Domingo, su esposa Susana Burgos, sus hijos Cecilia y Carlos y su yerno Federico Buzarra. Se sumaron además varios ex-trabajadores de la sala, como Constantino ‘Taki’ Karamanis y Rubén Sagarduy; el director y guionista de cine, Marcelo Gálvez; el actor Javier De Jesús, la Directora municipal de Cultura y cantautora Nadia Jerbes y otros miembros del Ejecutivo municipal.

Según estipula el acuerdo, luego de llevar adelante las refacciones necesarias, el Municipio utilizará la sala como espacio dedicado a actividades artísticas y culturales.

Dando comienzo al acto, el intendente Nedela marcó que los berissenses “tenemos muchísimos recuerdos de este lugar” que generan emociones cruzadas. “El cine Victoria significa mucho para todos nosotros. Hemos venido como niños de la mano de nuestros padres y ya más grande con nuestros hijos. Esta apertura genera mucha emoción para todos”, señaló y agradeció a la familia Leveratto, por la confianza. “Más allá de la legalidad de firmar un papel, acá hay una confianza personal muy grande, porque éste es un pedazo de la historia de la familia Leveratto. En cada una de las paredes hay un pedazo de su historia. Desde que llegaron de Génova, Italia, apostaron al trabajo y a algo tan importante como lo es la cultura, porque no solo fue el Cine Victoria. Antes emprendieron otras salas como las del Progreso y el Rex. Siempre trabajaron en pos de la cultura y generaron fuentes de trabajo. Este teatro le pertenece a la cultura berissense. Es un pedazo de cada uno de nosotros, lo llevamos en nuestro corazón”, agregó.

Para Carlos, quien trabaja desde los 14 años en el cine ‘costó mucho decidirse’ a dar este paso. “No fue sencillo, pero entendimos que había que darle vida. Berisso lo necesita y el único que se la podía dar en este momento es la Municipalidad”, observó.

Carlos recuerda los días de esplendor y esboza una sonrisa. Los ojos se llenan de lágrimas cuando vuelve a los pantalones cortos y la venta de entradas que por entonces se dividía en platea alta y platea baja. Así se dividía el público de 600 personas que colmaban las salas con los clásicos del cine de la época. “Queremos que desde aquí se siga impulsando la cultura, para que la Orquesta Sinfónica Municipal tengo un espacio para tocar y las colectividades también puedan hacer uso. Berisso tiene mucho para mostrar”, definió, para hacer referencia luego a uno de los hechos que signaron las 8 décadas de vida que el Victoria cumplirá el próximo 11 de septiembre. “Durante la inundación del ‘40, el agua alcanzó a tapar buena parte del mármol de la boletería, así que muchos vecinos de la ciudad pasaron la noche en la parte alta del teatro. El cine abrió ese día las puertas para la comunidad de una forma social”, mencionó.

En sus inicios, recuerda Carlos, a la gente le daba vergüenza ingresar porque en comparación al cine Progreso, éste les parecía muy lujoso. De los inicios de la sala pasó a la última función que se dio el 26 de agosto de 2008 con “Batman: El Caballero de la Noche”.

Una visita inspiradora

Testigo de la rúbrica fue el actor Luis Brandoni, quien definió al cine como un ‘lugar de encuentro en el que se transmite cultura’. “Reabrir este espacio es muy auspicioso, teniendo en cuenta que se lo cedió en comodato al Municipio para que haga las inversiones necesarias y así ponerlo en condiciones para que pueda ser visitado por distintos espectáculos. Además se debe proyectar cine, eso es fundamental, porque el cine no se murió, el cine no es Netflix, el cine es el cine y es un fenómeno social”, definió el actor.

“Muchos seres humanos nacieron gracias a los romances que se iniciaron en estos lugares. Cuando uno ve una película en su casa en el medio suena el teléfono o suceden otras cosas, pero ir al cine o al teatro es regalarse un tiempo para uno. Espero que Netflix no termine con el cine como fenómeno social”, definió el protagonista de la recientemente estrenada “El cuento de las comadrejas”.

En cuanto al rol del Municipio a partir del acuerdo, Brandoni opinó que el Estado ‘debe colaborar, pero no intervenir en la cultura’. “La cultura es un fenómeno que existe en la Argentina. A pesar de los gobiernos dictatoriales la cultura siguió existiendo: el Estado debe prestar los ámbitos y el clima propicio para la libertad”, finalizó.

Galería de fotos


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2019 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web