DEPORTES

Las futbolistas de San Carlos pugnan por jugar en Primera A

9:26hs
jueves 1 de agosto, 2019

Se ganaron ese lugar, pero la dirigencia del club les informó que por razones económicas deberían jugar en la segunda categoría de AFA. Buscan destrabar el conflicto.

Un fuerte foco de conflicto quedó expuesto en los últimos días en el seno del club Villa San Carlos a partir de un planteo que hicieron público las chicas que integran el plantel del fútbol femenino de la institución.

El equipo juega en la Primera A de la AFA y ya había sufrido una sangría cuando en 2018 sus integrantes y cuerpo técnico migraron a Gimnasia de La Plata. Fue así que la entonces ‘reserva’ cargó con la responsabilidad de tratar de mantener la categoría, cosa que consiguió en base a mucho esfuerzo.

Ahora en plena preparación para el inicio del nuevo certamen, que además impone las condiciones del profesionalismo (se exigen al menos ocho contratos profesionales por equipo) llegaron los problemas.

A horas de culminar el plazo para confirmar a la Villa en el torneo junto a otros 15 equipos, la dirigencia comunicó a cuerpo técnico y jugadoras que había tomado la decisión de descender el equipo a la Primera B, para evitar la firma de contratos y las erogaciones que ello representaría.

Obviamente, el anuncio generó un profundo malestar a futbolistas y cuerpo técnico, que objetaron las razones esgrimidas por las autoridades y la forma de comunicarlas, haciendo más profundo el conflicto.

Ayer, trascendía que la AFA daría una prórroga para que la Villa presentara la documentación necesaria para jugar en la categoría máxima. También que la dirigencia podría rever su postura siempre y cuando los integrantes de la propia disciplina aseguraran los sponsors para solventar costos.

Cuestionamiento

El DT Juan Cruz Vitale fue uno de quienes planteó públicamente la situación. “Hace un mes y medio que estoy, ya que me acercaron una propuesta desde el club. De una charla con parte del cuerpo técnico anterior salió que había muchos puntos en común  y se podía armar un lindo proyecto. La idea era crecer con la tira completa desde infantiles  y juveniles hasta llegar a mayores, por eso nos pusimos a trabajar fuerte en armar la pretemporada, que se hizo difícil. El tema de profesionalizar el futbol atrajo a muchas chicas, así que tuvimos que probar mucho”, comenzó por narrar.

Por otra parte, detalló que la idea que predominó fue los contratos que debían firmarse al ingresar en el campo del profesionalismo serían para las chicas que ya venían jugando en el club, más alguna que se sumara con experiencia y alguna chica de bajos recursos.

“Recibimos un baldazo de agua fría cuando la semana pasada nos comunicaron que se iba a jugar en la B, porque el club no podía solventar económicamente jugar en la A”, dijo luego el técnico, observando que frente a la situación se estableció contacto con el vicepresidente del club, Marcelo Molina. “Fue la única persona que nos atendió, pero nunca quedo claro por qué nos bajaban de categoría. Nosotros teníamos los sponsors para solventar los gastos, pero según ellos ‘tenían miedo de tener problemas con las chicas’”, reveló, mencionando que el directivo le transmitió que años atrás hubo un problema grande con una jugadora lesionada.

En principio y para facilitar la continuidad en la A, desde la disciplina ofrecieron hacerse cargo del costo de viajes, árbitros, gastos de contratación de ambulancias para los partidos, traslado de las delegaciones visitante. “Como el club no nos cede el estadio, también manifestamos que buscaríamos cubrir el alquiler de la cancha”, alegó.

Conforme a Vitale, se acordó celebrar una nueva reunión para analizar el proyecto que presentara la disciplina, pero el encuentro no se concretó porque “al día siguiente nos dijeron que la decisión estaba tomada”.

El grupo pidió entonces una reunión con el presidente Juan Carlos Tocci. “Cuando quisimos hablar con él nos dijeron que estaba a punto de renunciar y que por eso no iba a hablar con nosotros. Tampoco nos atendería el vicepresidente, porque era una decisión tomada” enfatizó Vitale.

Surgió entonces la decisión de hacer pública la situación a través de medios y redes, lo que derivó en un importante apoyo de deportistas y de otras disciplinas del club.

Para el DT, bajar de categoría genera incluso más gastos. “En la B hay 24 equipos mientras que en la A son 16, sólo que no se hacen contratos y no habría carga social que es un monto mínimo. En cambio se incrementan mucho los gastos  de organización y traslado. Quizás haya algo más, otro motivo que no sabemos, por ahora a nosotros nos parece más un capricho”, señaló.

Al cierre de esta edición, algunos hinchas del club evaluaban la posibilidad de movilizarse a la sede. Macarena Sánchez, jugadora de San Lorenzo y una de las primera profesionales en el país, también sugería la posibilidad de promover una protesta general de todos los clubes de AFA.

Si bien la institución no emitía todavía un comunicado oficial, se dejaba trascender que en pocas horas se haría pública la postura de la entidad. También trascendía que la preocupación de los dirigentes tenía que ver con que, más allá de los ocho contratos, cargas sociales y ART deberían ser abonadas por el club, y que, en caso de una lesión, los gastos deberían correr por cuenta de Villa San Carlos.

El plantel duda de las ‘razones’

También se escuchó la palabra de las integrantes del plantel. “En realidad bien no sabemos qué está pasando. Nos quieren hacer descender supuestamente por problemas económicos, pero no creemos que sea así porque nos avisaron muy sobre la fecha. Creo que es más una cuestión de género, ya que si esto pasaba con el plantel masculino no lo hubieran hecho descender”, manifestó Leila Encina, capitana del equipo.

A la vez, recordó que muchas chicas eligieron quedarse en el club por su gran sentido de pertenencia. “Nosotras éramos de la reserva y luego de que la primera se fue a Gimnasia nos quedamos, porque queremos el club, la peleamos y hasta logramos la permanencia en la A”, recordó.

“Pensamos que estamos frente a una cuestión de género, aunque no queremos ir contra el club al que estamos muy unidas sentimentalmente. Lo que queremos es que tomen conciencia de lo que está sucediendo”, argumentó luego la jugadora. “El mayor problema es que los tiempo de AFA se sabían y nos comunican esto a pocas horas de que cierre la inscripción y nunca más tuvimos contacto ni respuesta de ningún directivo”, concluyó.

El comunicado del club

Los dirigentes del club expusieron su posición respecto al tema a través de un comunicado que publicaron este miércoles a la tarde en sus redes. El texto de dicho comunicado es el que puede leerse a continuación:

«Ante el hecho de público conocimiento, con respecto a la situación del fútbol femenino de nuestra institución, el Club Atlético Villa San Carlos informa a sus asociados cuales fueron los hechos acontecidos.

La profesionalización del fútbol femenino, que puede ser llevada con naturalidad en clubes con poder económico, ha traído un gran problema para las instituciones del ascenso que no están preparadas para llevar adelante tal disciplina de manera profesional, debido a los gastos que la misma representa.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA), destinará a los equipos pertenecientes a la Primera División, el monto de $120.000 (mensuales).El mismo alcanza solamente para cubrir los obligatorios contratos de tan solo ocho jugadoras. Así mismo, el dinero percibido por la casa madre del fútbol argentino es por el lapso de un año, siendo el club quien se deberá hacer cargo de los costos una vez finalizado los 12 meses. Y siendo el club también, quien debe pagar los contratos al Cuerpo Técnico, los aportes provisionales, seguros y los viajes de Primera y reserva, el mantenimiento de la cancha, la indumentaria de entrenamiento y de partidos (gestionados por esta CD), la policía y la ambulancia, cuando se juega de local.

En definitiva una cantidad de dinero fijo mensual que representaría para el club, un enorme endeudamiento. Por este motivo y tratando de defender la salud económica de nuestra institución, nos declaramos con mucho dolor, imposibilitados de asumir una responsabilidad económica que está muy por encima de nuestra realidad.

A partir de esta indeseada decisión, las jugadoras que nos representan en el fútbol femenino, tomaron esta causa con valioso orgullo y plantearon luchar por obtener los recursos necesarios para sostener la categoría, aun cuando no eran las responsables de la situación planteada.

Luego de una reunión efectuada entre su apoderado legal, y el presidente de la institución, Juan Carlos Tocci, se tomó la decisión de elevar un pedido de prórroga ante AFA, a favor de garantizar mediante sponsors conseguido por las jugadoras, un presupuesto que permita la participación en la máxima categoría.

Nos dolía profundamente haber llegado a aquella decisión, así como nos enorgullece enormemente la defensa de esta causa representada por las jugadoras, que dignifican al club.

Lo que no podemos avalar, son los agravios y la difamación que en el camino de este hecho, le hicieron a Villa San Carlos algunas personas  desde las redes sociales, con muy mala intención, que solo se dedican a opinar sin informarse y mucho menos involucrarse en posibles soluciones.

Nuestro deber con el socio es; Defender el patrimonio del club. No endeudarlo.  Tener las cuentas al día, y comprometernos solo con lo que podemos cumplir, como lo venimos haciendo. El resto lo hace la suma de voluntades humanas de  muchas personas que trabajan, como lo han hecho en esta oportunidad las chicas, por el espíritu que simboliza  a Villa San Carlos desde su fundación. El espíritu de sacrificio anónimo, lucha desinteresada, humildad y orgullo que tanto nos representa, desde 1925, y para toda la historia».


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2019 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web