INFORMACIÓN GENERAL

Este miércoles elige ATE

10:34hs
martes 6 de agosto, 2019

El gremio celebra elecciones en el plano nacional y provincial y el de las seccionales. En Berisso se presentan dos listas y en Ensenada cuatro.

Este miércoles se celebrarán las elecciones de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) para renovar autoridades en el plano nacional, provincial y local.

En Berisso, las nóminas que se disputarán la conducción son dos: la del oficialismo (lista Verde ANUSATE) que postula a Lorena Tabernaberry y Juan Jorajuria como candidatos a secretario general y adjunto y la opositora (lista Verde y Blanca), que propone a Gerardo Grismau y María Suárez para los citados cargos.

En la seccional de Ensenada las listas que competirán serán cuatro: la “Blanca Unidad”  que propone la elección por un nuevo período de Francisco Banegas y Pablo Rojas; la “Verde y Blanca” que lleva a Vicente Ignomiriello y Gastón Apablaza; la “Gris Blanca Dorada”, encabezada por Darío Ragoy y Fabián Urbañski y la “Marrón Naranja”, liderada por Juan Contrisciani y Marcela Acosta.

La pulseada en Berisso

Lorena Tabernaberry emerge como candidata a suceder a Juan Murgia dentro del oficialismo, representado por la lista Verde Anusate. “Desde la conducción local destacamos que ATE es una organización que garantiza la pluralidad de voces y el protagonismo de los trabajadores. En ese marco afirmamos que seguirá el trabajo en equipo y apuntaremos a fortalecer las juntas internas de cada sector”, señaló.

La candidata  destacó el accionar de la filial en las calles. “El macrismo nos encontró en las calles peleando por salarios dignos, contra la precarización y enfrentando a los gobiernos neoliberales en el ámbito nacional, provincial y municipal. Somos una seccional con una fuerte presencia en las calles y en cada conflicto”, expuso también.

De cara al futuro, sostuvo que el objetivo es continuar con la defensa de los derechos de los trabajadores como así también mejorar e incrementar los beneficios en el área de Acción Social. “Se plantean nuevos convenios para los afiliados como el co-seguro en turismo, beneficios en supermercados y casas de electrodomésticos, entre otros puntos”, expone.

Además desde la conducción, destacaron el crecimiento de la organización en la representación de trabajadores del Estado municipal, provincial y recordaron que no hace mucho se consiguió elegir a delegados de organismos del Estado nacional. “ATE está formada por varios sectores: Educación, hospital, municipales, Registro de las personas, Anses, ARBA y IOMA. Nosotros no prometemos ni casas ni terrenos, lo que sí prometemos es trabajar para cada uno de los afiliados. La lista también tiene una renovación importante, con compañeros con trayectoria que tendrán un cargo provincial como Juan Murgia y la compañera Inés Villa que está pronto a jubilarse; hay una renovación con muchos jóvenes”, indicó Tabernaberry.

La lista Verde y Blanca lleva a Gerardo Grismau y María Suárez como candidatos a secretario general y adjunta respectivamente. Auxiliar de escuela, Grismau expuso los que considera los ejes de campaña de su sector. “Nuestros objetivos están basados en el afiliado y en su familia, en representarlos laboralmente y contenerlos socialmente. En ese sentido, priorizamos una agenda de género, garantizar la estabilidad laboral, defender nuestro salario digno, también está la conformación de una asistencia gremial continua, la promoción e incentivación de elección de delegados, garantizar un acompañamiento administrativo legal en cada conflicto”, enumeró, haciendo hincapié también en propuestas sociales como la creación de una farmacia gremial, la proyección de una guardería  para el cuidado y recreación de los hijos de los afiliados y el dictado de cursos de formación de oficios.

“Apuntamos a impulsar y gestionar convenios con comercios para conseguir promociones y descuentos para el afiliado y mejorar beneficios para nacimiento, casamiento y fallecimiento”, expuso también.

En referencia a la lista que el sector pone a consideración de los afiliados, el dirigente indicó que tiene varios planos de representatividad. “Es diversa, democrática y transparente. Lo que esperamos es una gran participación y compromiso del afiliado de cara a los comicios”, puntualizó.

En Ensenada

En la filial ensenadense del gremio, que nuclea a numerosos afiliados, entre ellos trabajadores del Astillero Río Santiago, las opciones en el cuarto oscuro serán cuatro.

La lista “Blanca Unidad” impulsa la reelección por un nuevo período de Francisco Banegas, quien aseguró que en épocas difíciles ‘el gremio siempre estuvo preparado’. “Cuando ganó este gobierno inmediatamente nos pusimos en guardia para empezar a recuperar la comunidad que habíamos perdido en gestiones anteriores. Avanzamos en la relación con la Iglesia y con las organizaciones sociales y gremiales. Así construimos un frente de resistencia y estuvimos preparados cuando nos intervinieron”, consignó.

“La permanencia en el Astillero, la movilización que terminó en represión a nuestros trabajadores, las 40 mil personas en la plaza, todo esto formó parte de la estrategia que llevamos adelante para defender nuestra fuente de trabajo”, remarcó.

“En lo personal fui quien estuvo en el duro 2018 que tuvimos, pero también en los años 90. Las otras listas no estuvieron en los 90 y una de ellas ni siquiera estuvo en la lucha del año pasado. Por el contrario, planteó denuncias por supuesta corrupción y fue funcional a la intervención del ARS y a la búsqueda de intervención de la organización gremial”, señaló, aclarando también que la realidad del ARS dista de ser la ideal. “No podemos dejar de hablar de las conquistas  que conseguimos y más en un contexto de ajuste y despidos. El último diciembre firmamos un acto de recomposición salarial y semanas después conseguimos que el gobierno firmara una en donde se comprometió a no cerrar, ni privatizar, ni despedir a trabajadores. Gracias también a la lucha logramos que se continuaran con las obras paradas y que nos dieran obras públicas de metalmecánica, algo por lo que veníamos reclamando”, estableció.

Finalmente, marcó que la apuesta es por consolidar lo logrado. “Después de tres años y medio de resistencia, nuestra propuesta es seguir defendiendo y consolidando lo que logramos. Porque trabajamos junto a organizaciones gremiales y sacamos una ley consensuada que está vigente y que establece en su Artículo 15 que las necesidades del Estado se tienen que atender en astilleros nacionales, sean públicos o privados”, indicó.

El experimentado dirigente Vicente Ignomiriello, tres veces secretario general de la seccional encabeza la lista ‘Verde y Blanca’ y busca retornar a la conducción del gremio, en una elección que calificó como ‘trascendental para el futuro de los trabajadores estatales’. “Venimos con la idea de volver a recuperar el ATE y ponerlo al servicio de los trabajadores. Hace varios años que vienen destruyendo el aparato productivo, a la empresa más importante que tiene la Argentina. Obviamente los riesgos que vivimos con este gobierno nos generan temor por la amenaza de cierre de la fábrica.

Volver a poner al gremio en igualdad de condiciones para todos los afiliados, para que no discriminen más por colores. Si sos amigo te atienden bien, te dan categorías. De lo contrario te hacen la cruz y no te dan nada. Tenemos los compañeros de educación y de salud que cuando van al gremio se sienten de segunda y desde nuestra parte queremos volver a recuperar el respeto de esos afiliados”, marcó el dirigente.

En cuanto a propuestas, habló de ‘intensificar el trabajo para recuperar beneficios’. “Queremos que el afiliado por ingresar al camping no tenga que pagar. En la farmacia sindical cuando se creó pagabas de un 20 a un 30 por ciento menos, hoy pagas igual que en una farmacia afuera. Pensamos además en un servicio de farmacia a tu casa, un delivery que te permita tener un medicamento en tu casa, eso facilitaría las cosas para los jubilados o algún familiar enfermo”, planteó. “¿Cómo se bajan los costos? Simple: no robes. No tengo que decir como promesa, porque fuimos los formadores de esa farmacia”, completó.

También se refirió a la situación del FRATE. “Hay que trabajar para que deje de ser una mutual usurera y privada y donde está hoy el edificio poner servicios y cursos para los afiliados. Además tenemos un terreno en Ensenada donde realizaremos un SUM para desarrollar actividades”, expuso entre otros puntos.

Sus críticas apuntaron también a la actividad política del oficialismo de la filial, exponiendo que los afiliados ‘son perseguidos por pensar distinto’. “Vemos al trabajador como un igual mientras que el oficialismo se convirtió en patrón de los trabajadores. Si llegamos a ser conducción vamos a revisar las cuentas del gremio, pero por respeto a todos los compañeros. Tienen que saber por qué los dirigentes tienen causas penales denunciadas por el gobierno que los hizo arrodillar”, disparó.

“Nos han sacado conquistas históricas a los trabajadores. El gremio mintió diciendo que no había actas, llámese premio eficiencia, vacaciones. Me persiguieron, me sacaron el sueldo de la empresa, me tuve que considerar despedido porque me dejaron sin obra social por 11 meses. Por todas esas persecuciones, hay algo que te rebela y decir que esto no puede ser”, estableció.

También hizo referencia a la necesidad de avanzar en un cambio ‘generacional profundo’. “En nuestra lista el 70 por ciento son jóvenes, el 20 por ciento generación intermedia y solo cinco rompemos la media que superamos los 50 años. Soy el único que estuvo en el gremio, los demás fueron todos delegados que tienen experiencia de militancia dentro de la fábrica pero que nunca ocuparon cargos”, aseveró.

La lista “Gris Blanca Dorada”, encabezada por Darío Ragoy, apunta a mostrarse como una nueva alternativa en la filial, luego de haber sido parte de la conducción actual.

“Vamos por un ATE fuerte, democrático, participativo y horizontal; por la inclusión, participación e integración de la mujer en la vida sindical; por el cumplimiento de los acuerdos paritarios, la recuperación salarial, mejores condiciones laborales y de medio  ambiente, para salud, educación y todos los estatales”, planteó.

“Lucharemos por el pase a planta de todos los trabajadores, la reactivación inmediata de la COPICPECIFACE, la reivindicación del convenio colectivo de trabajo en la escuela naval; por un Astillero 100% estatal, industrial, con perspectiva de género, generador de empleo naval como principal actividad”, consignó luego.

Además, desde el sector se planteó que es necesario encarar una lucha por el cumplimiento de los contratos con PDVSA y la Armada, así como por garantizar los derechos de los jubilados y pensionados.

“Lucharemos por la leyes hechas por los trabajadores, como la ley FODIN y el régimen  para actividad del transporte por agua con reserva de carga, por el desprocesamiento de todos los compañeros con causas judiciales debido a la luchas, por el ingreso a planta de los alumnos de la ETARS en forma inmediata y por la derogación de los decretos privatizadores”, enumeró entre sus propuestas, aseverando que la lista que encabeza está signada por ‘la diversidad y el respeto a las diferentes ideas y opiniones’. “Apostamos al recambio generacional ya que son muchos los candidatos y candidatas jóvenes que tienen muchas ganas de construir una alternativa participativa y democrática que incluye a la mayoría de los sectores”, manifestó.

“Algo que nos diferencia de otras listas es una campaña en la que hablamos de frente a los compañeros, recorriendo los distintos sectores, escuchándolos y aceptando las críticas para transformarlas en soluciones. Fuimos los únicos que le acercamos propuestas concretas en lo gremial y social”, afirmó finalmente.

Desde la lista “Marrón Naranja” que encabeza Juan Contrisciani se pone especial énfasis en el modelo de gestión propuesto, subrayando que es imprescindible la participación de los trabajadores en la toma de decisiones. “Proponemos un gremio distinto, democrático. Apuntamos a transformar el gremio que hoy tenemos, porque está claro que no están representadas todas las opiniones y voces que hay en el Astillero, fundamentalmente en la perspectiva de ajuste que está viviendo el país. Ante este panorama necesitamos un ATE a la altura de las circunstancias, basado en el método de asamblea, el que caracterizó históricamente al Astillero. Desde que está la actual conducción, eso no pasa”, observó.

Al referirse a la lista que encabeza, Contrisciani indicó que está integrada por ‘compañeros de producción, que están laburando todos los días’. “Si uno ve las otras listas, todos cuentan con licencia gremial o política, ninguno está en actividad en la fábrica. El cien por cien de nuestra lista está en sus lugares de trabajo, tanto en Astillero, Salud y Educación. La lista representa también un sector protagonista de lo que fue el año pasado la lucha del Astillero resistiendo el ataque del gobierno de Macri. Nos acompañan compañeros del Hospital Naval, Cestino y auxiliares de escuela. No queremos un sindicato en el que el dirigente se atornille al cargo, buscamos que los mandatos sean rotativos y que no haya reelección, que el sueldo sea lo mismo que cobren estando en fábrica”, puntualizó el candidato.

También puso reparos sobre el resto de las nóminas en competencia. “Son tres caras de un mismo modelo sindical. La diferencia con las otras tres listas es clara, las otras tres opciones son fracciones de la misma lista Blanca que tiene el manejo del gremio desde el ‘99. Nosotros queremos un gremio distinto al de las otras propuestas, con la participación de los trabajadores. No buscamos el clientelismo político, queremos terminar con tres caras de un mismo modelo sindical que llevó al Astillero en parte a esta situación de ajuste, descuentos y ataques que recibimos por parte del gobierno”, argumentó.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2019 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web