INSTITUCIONES

Cien Años de la Escuela 23: Guardapolvos de Los Talas

11:04hs
domingo 24 de noviembre, 2019

La Escuela Primaria N° 23 “Coronel Hipólito Bouchard” cumplió 100 años de vida. Alumnos, docentes y directivos que fueron o son parte de la centenaria historia de la institución celebraron el aniversario con emoción, a través de una serie de actividades que comenzaron en el mes de septiembre y finalizaron el último viernes, con el acto central que tuvo lugar en la sede de Ruta 15 y arroyo El Pescado.

La ceremonia comenzó con el tradicional ingreso de los abanderados de la escuela, en esta ocasión acompañados por alumnos del Jardín de Infantes 912, las Primarias 10 y 18, la Escuela Secundaria Agraria, la Escuela de Adultos N°703 y el CEC 803.

Tras la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino, fue la directora de la escuela, Gabriela Villarreal, la encargada de dar la bienvenida a las más de cien personas que se sumaron a la convocatoria, a quienes invitó a festejar el largo camino recorrido.

“Hablamos de un Centenario, de cien años, 36.500 días y 876.000 horas. La escuela está de fiesta”, pronunció. “Destaquemos que una institución educativa es Centenaria, y es manifiesto irrefutable de que la educación importa. Y vaya si importaba acá en Los Talas la Escuela 23, que ha sido preocupación de varias generaciones y ha permanecido intacta por decisión y esfuerzos de múltiples vecinos”, recordó también la directiva.

A sus palabras se sumaron además las de Elda Castro, una ex-alumna de la institución que sintetizó el sentir de toda una generación. “Aquí fue donde recibí la formación que me ayudó a desempeñarme en mi vida, logrando aprender gracias al compromiso y dedicación de nuestras maestras”, mencionó con profunda emoción.

La ceremonia transcurrió entre homenajes y descubrimientos de placa. También tuvieron su momento para expresarse la ex-directora Nilda Di Giácomo, quien estuvo a cargo de la institución durante diez años; el jefe distrital de Educación Pública, Esteban Bais y el intendente Jorge Nedela.

Para abrir en 2044

Otra de las iniciativas de la comunidad fue armar una caja con la historia reciente de la Escuela, con el objetivo de que sea abierta dentro de 25 años por quienes transiten en ese momento por el establecimiento. Según contó la directora, entre los elementos que se colocaron en la caja hay un diario de la fecha en que celebraron el aniversario, fotos, cartas de alumnos a estudiantes del futuro, piezas de robots que armaron este año y un libro de la Red de Escuelas, programa provincial del que forman parte junto con otras 2 mil escuelas.

Gracias totales

La directora aprovechó la ocasión para agradecer los aportes recibidos para que la celebración se convierta en un hecho. Destacó en tal sentido la colaboración y el trabajo de toda la comunidad educativa y la cooperadora, el Consejo Escolar, la Municipalidad, la Delegación II, la Escuela Naval, el Instituto Browniano y la firma Domingo González & Cia.

Los comienzos

Si bien desde 1884 Argentina contaba con la Ley 1.420 que garantizaba la educación ‘común, gratuita y obligatoria’ en todo el territorio nacional, recién en 1905 y por iniciativa del senador Láinez se puso énfasis en la necesidad de que existieran escuelas primarias y rurales, para que los hijos de los trabajadores del campo tuvieran un lugar donde educarse sin la necesidad de emigrar hacia las zonas más pobladas.

En ese marco, en una ciudad naciente y que poco a poco comenzaba a poblarse con la llegada de los inmigrantes, fue que nació la Escuela 23, allá por el año 1919.

Desde el vamos, el servicio educativo se instaló en las inmediaciones de la Ruta 15, en un modesto edificio ubicado a 200 metros de la misma. En tres habitaciones y  con un ciclo lectivo que iba de septiembre a julio, la comunidad comenzaba su labor educativa bajo la primera dirección a cargo de la señora de Manfredi.

La necesidad de expandirse los llevó a funcionar un tiempo en un edificio que fue cedido por entonces por la familia Francese, que poco después donaría los terrenos en los que se terminaría de construir, en 1953 y con mucho esfuerzo de la comunidad, la actual sede.

Pero la foto de aquel edificio y de la zona en que se encontraba es muy distinta a la del presente. En la actualidad esos caminos rurales que cruzan la ruta y que llevan a las quintas, chacras y viñedos, están más poblados. Aquellas tres primeras habitaciones se convirtieron en un edificio con cinco aulas y un laboratorio, que hoy funciona como tal por el constante crecimiento de la matrícula.

Y a diferencia de aquellos tiempos, los alumnos ya no se cuentan con los dedos de una mano. La escuela hoy alberga a más de sesenta chicos en edad escolar, que aprenden Matemática utilizando piezas de robótica y se conectan con los desafíos del nuevo siglo a través Internet.

Lo que no cambió fue la esencia, como lo precisó la actual directora en su mensaje. “Fue y es creadora de futuro. Hace 100 años los maestros soñaron hombres y mujeres que pudieran insertarse en los mundos por venir, con herramientas para construirlo y transformarlo”, precisó. “He aquí el legado de esta escuela centenaria que ya comenzó a sumar horas y días de cara a sus próximos cien años”, subrayó finalmente.

Galería de fotos

Etiquetas en la noticia

Berisso centenario escuela 23 los talas

Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2019 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web