POLÍTICA

Auto balance

9:04hs
lunes 2 de diciembre, 2019

En marcha la cuenta regresiva para dejar la primera magistratura local, que ocupó por cuatro años, el intendente Jorge Nedela asegura que, más allá de lo que determinaron las urnas en las últimas elecciones generales, quien mire con el ojo atento -en perspectiva y sin animosidades- advertirá que en muchos aspectos la ciudad ‘es otra y mejor’. Hubiera sido deseable otro contexto, reconoce. Pero fue el que fue.

La gestión que encabezó, asegura, estuvo signada por circunstancias que, como en la economía doméstica de la gran mayoría de los argentinos, golpearon duro en las cuentas comunales. Por diferentes razones hubo que dejar de lado algunas acciones proyectadas y en el caso de otras, no pudo avanzarse en los tiempos deseados.

“Tuvimos algunos déficits y debimos pelear contra viento y marea para poder concretar algunas cosas, pero creo que hubo avances muy importantes”, expone al trazar un balance general, con la fecha puesta para el traspaso de mando. “Llevamos adelante una gestión que enfrentó durísimos problemas en lo económico, lo político y lo social, pero así y todo fue una gestión digna, que pudo resolver varios problemas recurrentes de la ciudad”, insiste.

Mientras deja por ahora en el tintero el análisis pormenorizado de aciertos y falencias que tuvo su administración en cada una de las áreas de gobierno, encuentra que el duro revés electoral que determinó que “Cambiemos” deba dejar el gobierno berissense tuvo como factor determinante la situación del bolsillo de los ciudadanos de todo el país, incluyendo pymes y comercios.

Frente al explícito cuadro de situación, argumenta, era muy difícil que el electorado acompañara con su voto, como en 2017, a la coalición que integra, sumado a ello el esfuerzo que las diferentes vertientes del peronismo encararon para llegar unidas a los comicios. “El pueblo decidió y el arrastre nos llevó a todos”, sostiene, lamentando sobre todo que el electorado bonaerense no haya renovado la confianza en la gobernadora María Eugenia Vidal.

El talón de Aquiles

El elevado porcentual del presupuesto que la Municipalidad debe destinar a salarios deja un margen sumamente acotado para intentar encarar acciones en otros planos. En estos últimos cuatro años, explica Nedela, tampoco se pudo hacer menos marcada la dependencia financiera de Provincia y Nación, ‘un problema estructural, que llevará mucho tiempo resolver’.

“Sí pudimos avanzar en un aumento de la recaudación, más allá de que en este último período hubo por la crisis una baja respecto de los índices que habíamos alcanzado”, explica.

Y si bien el contexto conspiró para avanzar en la ejecución de algunas obras o la implementación de políticas proyectadas en diferentes campos en el inicio de su gestión, asegura que su sucesor, Fabián Cagliardi, recibirá la Comuna en circunstancias similares a las que imperaban en diciembre de 2015.

“Nominalmente son diferentes números, pero proporcionalmente la situación es similar”, asevera, presentando un cuadro referido a la evolución de la deuda ‘flotante’ que se incluye a continuación.

Cuadro sobre la evolución de la deuda

Contrariamente a lo que se sugiere desde la actual oposición, el intendente asegura que tampoco hay variaciones importantes en lo que hace al número de trabajadores de planta de la Municipalidad. “Casi no hay variantes entre lo que recibimos y lo que dejamos”, advierte presentando un segundo cuadro que también acompaña esta nota. “Obviamente efectuamos nombramientos, pero acordes a las necesidades que se fueron presentando. Fuimos cuidadosos. Congelamos los ingresos el año pasado, por lo que los nombramientos fueron graduales y en áreas en las que hacía falta. Los pases a planta están atados a requisitos que exige la ley, los trabajadores que llevan un año de mensualizados pasan a planta automáticamente, es un requerimiento de los gremios que compartimos”, sentencia.

Cuadro que refiere a cantidad de trabajadores en planta Municipal

“No hay nada que ocultar en cuanto a políticas en el área de personal. Se ha ordenado mucho, por ejemplo en materia de jubilaciones en conexión con la Provincia, a partir de la firma del pacto fiscal”, indica, subrayando que la transparencia es una marca que puede aplicarse al resto de las áreas. “Siempre pongo el acento en que toda la gestión fue supervisada por tres áreas fundamentales (Compras, Contaduría y Tesorería) que no estuvieron en manos de funcionarios enrolados en nuestra fuerza política, sino de empleados de planta. A la vez, el Tribunal de Cuentas de la Provincia tuvo un espacio y una computadora para seguir de cerca la actividad de la comuna con el objetivo de que no quedaran dudas respecto del manejo de fondos”, dice al respecto.

Para seguir cumpliendo con el ‘precepto’, expone también, dio a sus colaboradores la orden de poner a disposición de los representantes de la gestión que asumirá en diciembre toda la información que requieran durante la transición. Los profesionales designados por Cagliardi para cumplir dicha función tienen incluso una oficina junto al despacho de la Secretaría de Gobierno, con los elementos informáticos necesarios para avanzar en su tarea.

Durante estos cuatro años de gestión, el ‘redireccionamiento’ de recursos fue una constante. Nedela explica que las fluctuaciones en la situación económica hizo que permanentemente se tomaran decisiones respecto de las necesidades que en cada caso había que atacar. “Obviamente, los fondos afectados fueron a lo que estaban afectados, pero en muchos otros casos tuvimos que rever el destino de partidas en acuerdo permanente con Provincia”, sostiene.

 Presencia

Para el intendente Nedela, en estos cuatro años el Estado ‘marcó su presencia en muchos rincones de la ciudad, resolviendo situaciones y problemáticas concretas’. En tal sentido, pone como ejemplo el de la Avenida Perón. “Yo pido repasar cómo la recibimos y cómo la estamos dejando. Estaba inconclusa, con baches, sin iluminación ni guardrail; era casi una ‘ruta de la muerte’. Hoy el panorama es claramente otro y lo actuado está a la vista”, pronuncia.

Su sucesor, marca también, ‘tendrá la tranquilidad de no tener que salir a buscar una ambulancia’. “Cuando llegamos no teníamos garantizada la asistencia en la emergencia. Hoy tenemos el SAME con cinco ambulancias”, indica, para referirse de inmediato a la flamante guardia con que hoy cuenta el Hospital. “A partir de la gestión de Provincia, que acompañamos de cerca, quedó resuelto el tema, que constituía un verdadero drama”, recuerda.

Esa ‘presencia’ a la que alude, la vincula también con una obra como la de la pavimentación completa de calle 8, que incluyó también la colocación de iluminación led, y con otros pavimentos que cerraron ‘un buen número de circuitos’.

“Yo creo que no es la misma ciudad. Por eso pido que cada uno se detenga un poquito y que observe”, pide, enumerando acciones que impulsó su administración en diferentes planos. “Tenemos puestos móviles policiales en los accesos, policía equipada, foros de seguridad funcionando, pavimento en calles de diferentes barrios, el Centro Cultural Papa Francisco de El Carmen como un lugar ideal para actividades culturales y deportivas, un barrio finalizado en Villa Progreso con conexión a la red de gas, una obra hidráulica en el Barrio Universitario, las plazas Mosconi y Almafuerte completamente transformadas, un municipio equipado con maquinaria que era nula cuando asumimos, un nuevo Juzgado de Faltas, una Oficina de Licencias que brinda un servicio hasta hace poco impensado y el Cine Victoria recuperado como un lugar fundamental para la cultura”, reseña.

Tampoco omite una alusión a lo que considera avances que se dieron durante estos años en el plano de la labor del trabajador municipal. “Me siento orgulloso de la recomposiciones salariales que fuimos acordando. También de que hayamos establecido un convenio colectivo de trabajo que nadie se había atrevido a llevar adelante. Antes las negociaciones eran mano a mano con una persona, ahora tenemos una mesa democrática con todos los gremios. Me dirán que es lo que corresponde por ley, pero nadie lo había cumplido”, asevera.

Ruido

Fueron en los últimos tiempos varias las críticas que recibió la gestión por algunas obras demoradas o suspendidas. La construcción del Centro Administrativo para La Franja, ejemplifica Nedela, se suspendió por su decisión. “No llegábamos ni con los tiempos ni con los recursos. Por eso en acuerdo con Provincia se redireccionaron los fondos para priorizar otras necesidades y avanzar por ejemplo en asfaltos”, indica. “A veces hay cierto ‘desconocimiento’, por no usar otra palabra, de parte de la actual oposición”, juzga.

No falta la alusión a la demora que experimentó la remodelación de las plazas Almafuerte y Mosconi. “Es cierto que hubo dificultades con la empresa, pero los recursos fueron volcados a las obras y podemos ver claramente los trabajos terminados. Está claro también que hubo aquí un uso político, más allá de que no fue buena la gestión de la empresa ni fuimos ágiles para resolver los problemas en los tiempos en los que nos hubiera gustado”, señala al respecto.

Un dolor particular, sostiene, le provoca no haber podido evitar la vandalización sufrida por la Escuela Agraria, ni haber terminado a tiempo las obras para inaugurarla. “Llegamos tarde, pero ya está el camino que primero habíamos licitado con Nación y después tuvimos que hacerlo a través de Vialidad provincial”, indica.

Del mismo modo, hace alusión a la deuda pendiente en cuanto a la terminación de la infraestructura del barrio Pro.Cre.Ar en la zona de Santa Teresita. “Nos hubiera gustado hacer entrega de los terrenos en nuestra gestión, pero seguramente se van a poder entregar en breve”, consigna, remarcando que sólo falta la compra y colocación de una bomba para darle final de obra de cloacas. “La red cloacal se encaró por el ahorro que hicimos con otros servicios, no estaba originalmente prevista y va a servir también para que se conecten vecinos de Santa Teresita. Sé que al vecino beneficiario por ahí no le alcanza, pero quiero recordar que recibimos un descampado y vamos a tener la posibilidad de contar con un barrio con toda la infraestructura resuelta”, sostiene.

Respecto de observaciones que se hicieron en torno al comodato por el que se recuperó para la comunidad el Cine Teatro Victoria, marcó que siempre estuvo claro que un año después de tomar la posesión la Municipalidad comenzaría a pagar un canon mínimo. “Nadie puede alegar su propia torpeza. La documentación fue aprobada por el Concejo. Ahí estuvo el contrato y los números y fue aprobado por los concejales. Muchas veces desvirtúan la realidad”, cuestiona.

En gestión, reflexiona luego, también descubrió cara a cara ‘la mala fe’ y las ‘miserias de la política’. “Hemos sido blanco de algunas canalladas, en temas que excedían la gestión o lo político. Me duele mucho eso, pero es producto de una sociedad lamentablemente degradada en algunos valores”, menciona.

Chance de alternancia

Para Nedela, un buen aporte a la cultura política local de la gestión que culmina es haber podido mostrar la viabilidad de ‘la alternancia’.

“Hasta hace poco eso era impensado. Mirando la interna del PJ sabíamos quién iba a ser el próximo intendente. Eso cambió radicalmente y ahora quien gobierne va a tener que hacer las cosas muy bien para que la gente lo siga acompañando. La gente no da el voto ciegamente a nadie, como en otras épocas. Exige soluciones”, reflexiona.

Por eso, considera que ‘la posibilidad de recambio está instalada’. “Podemos volver si hacemos las cosas bien desde la oposición, que también es una responsabilidad muy grande. Hay un elemento importante a tener en cuenta: no somos los mismos. Somos oposición después de haber pasado por la gestión. Es un cúmulo de experiencia que nos marca y que vamos a transformar en caudal político, para convencer al vecino de que podemos seguir siendo alternativa”, asevera, dispuesto a ‘desempolvar’ en breve el bolso para volver a ejercer su profesión docente. Aunque sin abandonar la militancia. “Me siento con fuerzas y ganas. El tiempo dirá qué rol me tocará en nuestro espacio”, establece, dispuesto en principio a participar de todo debate que se genere en el ámbito del radicalismo y en el de “Juntos por el Cambio”.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2019 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web