DEPORTES

Marcelo Zuleta: Un embajador del fútbol berissense

10:54hs
sábado 4 de enero, 2020

Nacido y criado en Berisso, Marcelo Javier Zuleta, quizás no porte un nombre muy reconocido en la élite del fútbol argentino. Sin embargo, el DT que el 25 de febrero cumplirá 56 años exhibe una increíble trayectoria en el exterior, siendo un verdadero embajador del fútbol berissense en el mundo.

Zuleta permanecerá unos días en Argentina, descansando y celebrando las fiestas con sus familiares. Llegó desde Ecuador, su destino más reciente, en el que dirigió a El Nacional, equipo clasificado para la Copa Sudamericana 2020.

El trotamundos berissense pasa sus días en familia, mientras analiza su futuro futbolístico, que casi con seguridad escribirá otro capítulo en el exterior. Por el momento, las ofertas en análisis son tres concretas y un par un tanto más informales. A esas propuestas fuera de la Argentina se le suma otra, que es la de dirigir aquí un equipo de la Primera Nacional (ex-Nacional B).

El propio DT resaltó que sólo quedan algunos días para tomar la decisión o evaluar la llegada de nuevas propuestas. “La mayoría de los equipos en las distintas ligas ya están cerrando la llegadas de sus cuerpos técnicos”, menciona.

Pese a que le gustaría poder trabajar en Argentina, sabe que sus chances son pocas. “Hubo algunos acercamientos y propuestas, pero pensando en la parte económica es difícil igualar los ofrecimientos. El cambio hace que siempre convenga trabajar afuera”, describió.

Por ahora lo más firme pasa por ofertas de trabajo en Chile, Perú y Colombia. Los otros ‘sondeos’ (los informales) llegaron desde Omán e Indonesia, destinos bastante más remotos que aparecen como una chance de vivir experiencias completamente nuevas.

Con un trabajo sin estridencias y de perfil bajo, el técnico logró ganarse el respeto y el reconocimiento en los clubes donde dirigió, así como de la comunidad futbolística internacional. Dicha circunstancia fue confirmada en su paso por Ecuador, donde le tocó dirigir a uno de los equipos más importantes. “Fue una experiencia interesante para mi carrera, porque tuve la suerte de dirigir a un club grande, pero que sufrió problemas económicos. Llegamos con la difícil misión de trabajar y armar un equipo para no descender y terminamos clasificando para la Sudamericana del año que viene”, indicó.

Pese a esta buena campaña, Zuleta dejó de ser el conductor táctico  de El Nacional, al no llegar a un acuerdo para renovar el contrato y a que se presentaron ‘algunas diferencias de criterio’. Según mencionó, el equipo arrancó con un plantel cuyo objetivo era mantenerse en Primera, al cual se le fueron 16 jugadores. Un intenso trabajo derivó en este exitoso final de temporada. Para conseguirlo, hubo que apelar a divisiones inferiores, al punto de que debutaron y se consolidaron siete futbolistas, varios de los cuales ya integran la selección juvenil ecuatoriana.

En su labor, el berissense contó con el acompañamiento del preparador físico Rodrigo Anaya y del ex-defensor de Estudiantes, Juan Marcelo Ceferino Fontana, quien se desempeñó como ayudante de campo.

Antes de llegar a Ecuador y después de trabajar en Argentina en Villa San Carlos, Defensores de Cambaceres y Defensa y Justicia, el DT acumuló experiencia en Haití, El Salvador, Nicaragua (allí llegó a dirigir la Selección), Arabia Saudita, Grecia, Albania, Vietnam, la Selección Sub 17 de República Dominicana, Bolivia, Croacia y Estados Unidos.

Atento al fútbol local

Pese a que desde hace 17 años recorre el mundo, el entrenador sigue pendiente de lo que pasa en el fútbol local, informándose respecto de novedades relacionadas con Villa San Carlos y Estrella.

“Estoy muy contento por el presente de la Villa. Vivo a  50 metros de la cancha, inicié mi carrera en el club y en mi familia  todos son hinchas, así que estoy muy entusiasmado con la campaña del equipo y el crecimiento del club. También me gusta el buen trabajo que está haciendo Estrella en la Liga”, mencionó.

Sueños cumplidos y por cumplir

Su labor profesional lo llevó a dirigir en varios continentes, en destinos incluso poco habituales para los futbolistas argentinos. Zuleta rescata de cada lugar valiosas experiencias.

“El paso por Ecuador fue muy bueno, porque estuve en un equipo grande y en la Liga de un país que al dolarizar su economía se hizo una plaza fuerte en cuanto al fútbol que creció mucho en los últimos años: hay muchos uruguayos, brasileños y obviamente argentinos, que le han dado un crecimiento importante”, señaló.

Otra gran experiencia a la que hace referencia es la vivida en el San José de Oruro de Bolivia. “Logramos clasificar para jugar la Copa Sudamericana y enfrentamos a Nacional de Paraguay y otros equipos fuertes de esta parte del continente”, indicó.

En Albania vivió otro momento importante en su carrera. “Logramos jugar la UEFA Champions League con el Dínamo de Tirana y es otro sueño cumplido”, precisó, para hacer alusión luego al gran nivel del torneo griego, que conoció al dirigir al Makedonikos FC.

Con varios equipos consiguió coronarse campeón. En 2002 en Haití dio la vuelta con sus jugadores del Roulado de la Ganave; en 2012 en Vietnam obtuvo el campeonato con el Dong Tam Long An. A esos logros se suman otras experiencias particulares, como las de dirigir en la primera división de Croacia al Modrica Maxim y en Arabia Saudita al Najran Sport Club.

Como a cualquier hombre vinculado al futbol profesional, le gustaría dirigir en las grandes ligas. “En Europa, lógicamente me gustaría trabajar en Italia, España o Inglaterra. Pero también sé que hay otras ligas atractivas como las de Colombia y México, a las que las chances de llegar no son tan lejanas” sostuvo.

En todo este tiempo, sus colaboradores fueron numerosos. Entre ellos figura el también berissense Martín Saggini, que lo acompañó como ayudante de campo en su paso por el San José de Oruro. En la actualidad, trabaja junto a Rodrigo Anaya y Juan Fontana, grupo con el que tal vez inicie un nuevo capítulo este año.

Por lo pronto, va llegando el momento de volver a preparar la valija, para salir a enfrentar nuevos desafíos profesionales. A la vez que para sumar un nuevo sello en su pasaporte, que es el de un embajador que lleva el fútbol de la ciudad a distintos rincones del planeta.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2020 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web