INSTITUCIONES

Segundas oportunidades

12:35hs
domingo 22 de marzo, 2020

La ONG “Caballos en Libertad” trabaja recuperando animales que fueron víctimas de maltrato y los da en adopción con seguimiento.

“Caballos en Libertad” es una Organización No Gubernamental que nació hace años con el objetivo de rescatar caballos en situación de maltrato o abandono. En su recorrido ya han salvado más de doscientos.

Brenda Veira es una de las voluntarias y explica que se incorporó hace menos de un año para trabajar detrás del objetivo de dar una nueva oportunidad a los caballos que son víctimas de maltrato, a aquellos que fueron abandonados o los que fueron utilizados en carros. “Lo que hacemos es llevarlos al campo, donde los atiende un médico veterinario. Los voluntarios acompañamos en su recuperación física y en la resocialización de un animal que luego se dará en adopción”, detalló.

Uno de los casos más resonantes en los que intervinieron fue el del rescate de 20 potrillos de un Campo de Ezeiza.  Luego de darlos a una nueva familia, la ONG realiza un seguimiento que incluye al menos dos visitas anuales al nuevo hogar.

Actualmente, se recuperan 35 ejemplares en el predio al que concurren 20 voluntarios que en dos turnos se encargan de asistirlos de acuerdo a lo que los profesionales dejan recomendado.

Desde la institución se encargan de aclarar que ellos actúan solamente luego de que se realice la denuncia en la policía o fiscalía correspondiente. Por eso piden a los vecinos que conozcan sobre maltrato que se dirijan a esos espacios para plasmar la denuncia y que los animales puedan llegar al predio para su recuperación.

Como no reciben subsidio, la institución realiza actividades durante todo el año. Así costea parte de los insumos que se necesitan para la atención. Rifas, un festival de tatoo, participaciones en diferentes eventos sirven para este objetivo. Por eso explican que todo tipo de ayuda sirve, desde compartir una publicación, acercar insumos o sumarse como voluntario destinando tiempo al cuidado.

“Trabajamos de lunes a lunes. Hacemos turnos por la mañana y por la tarde para realizar las curaciones y dar las medicaciones a cada animal” describe Brenda. “El caballo es un animal doméstico. Todos llegan muy asustados y cuesta hacerlos confiar en las personas. Requiere de muchísima paciencia. Estamos los 365 días porque ellos no entienden de calor, feriados, lluvias. Vamos de la manera que sea. Por eso cuando convocamos voluntarios pedimos que sean responsables porque ellos dependen pura y exclusivamente de nosotros”, señala.

La institución recibe animales de toda la provincia y trabaja con un cupo para poder darles asistencia y la atención que necesitan. “Muchos quedan en el campo porque tienen enfermedades crónicas. Cuando el veterinario les da el alta se van en adopción”, advierte la voluntaria.

Quienes quieran conocer las actividades de la ONG pueden visitar sus espacios en Facebook o Instagram, donde además de puede colaborar o conocer algunas historias de los más de 200 caballos rescatados.


Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2020 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web