INFORMACIÓN GENERAL

Contra el virus, la solidaridad

16:09hs
domingo 22 de marzo, 2020

La laboriosa máquina de la familia Sanz-Lizardo.

Valeria Sanz de Lizardo trabaja en el almacén “Las chuequitas” de 167 Nº220, entre 30 y 31. La familia Dotta tiene su negocio en calle 30 Nº180, entre 168 y 169. No sólo contribuyen para hacer frente a la pandemia atendiendo sus despensas. Después del trabajo “esencial” atrás del mostrador, cierran las cortinas y continúan en casa con la confección de barbijos que entregan a las personas que trabajan en la prevención, atención sanitaria y seguridad en el distrito.

A partir de la necesidad de la población y luego de que un vecino comentara el exorbitante precio que había alcanzado el artículo (350 pesos la unidad) decidieron poner manos a la obra. Utilizando fiselina, comenzaron a darse las primeras puntadas de los 200 barbijos que entregaron a la comisaría 1ª y los 100 que se donaron al Hospital Mario V. Larrain.

Hoy el instrumento de cuidado se otorgará también a los conductores de taxis, mientras que la producción artesanal continuará para proveer de insumos a la comisaría 4ª y 3ª.

En sintonía, Marcelo Lizardo, trabajador taxista del disco 07, explicó que sumándose a la campaña solidaria, cuando advierten a policías o enfermeros buscando llegar a destino, los trasladan sin costo.

Los vecinos interesados en colaborar con esta acción pueden hacer contacto buscando a integrantes de dichas familias por redes sociales, o enviando hilo, elástico o fiselina a las direcciones mencionadas, por las vías a su alcance y siempre tratando de preservar el aislamiento.

La familia Dotta también puso manos a la obra

Otras noticias

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2020 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web