COLUMNISTAS

Charlas Destacadas - Pablo Lofiego

Gustavo Andreucci: La vida en dos ruedas

13:04hs
sábado 10 de agosto, 2019
Pablo Lofiego

Su oficina comercial fue el lugar pactado para mantener una Charla Destacada. Llegamos a su encuentro, nos saludó amablemente y preguntó con timidez ¿Cómo sería la entrevista? Gustavo Andreucci -berissense dos veces Campeón Argentino de Motociclismo- se prestó a una conversación repasando su vida y sus logros. Hasta dio algunos consejos a los que recién se inician.

De chico ya estuvo ligado a los ‘fierros’. De la infancia le quedan muchos recuerdos hermosos. Recuerda que el amor por los motores empezó gracias a su hermano mayor que corría en Karting. A los 17 años empezó a correr y enseguida se subió a las motos. Sus dos hermanos lo apoyaban y preparaban todo para la carrera. Cuenta casi emocionado que sin sus dos hermanos no hubiera llegado a nada. Pero no se olvida de ‘los viejos’, que apoyaban y sufrían en cada competencia.

Debutó competitivamente en Estancia Chica con un triunfo y ese fue el trampolín para los demás triunfos en el Campeonato Argentino. En sus primeras carreras ‘deambulaba’ por los circuitos, pero pronto se afianzó. En el segundo año fue Campeón Promocional y luego dio el salto a la 350 cc Fórmula Nacional.

A lo largo de su trayectoria recorrió lugares casi insospechados para competir. Había carreras en circuitos, en circuitos callejeros y hasta de noche. Cada lugar tenía su dificultad.

Cuando tuvo la chance de ir a competir al exterior tuvo que evaluar entre los gastos y trascender a nivel internacional. Condiciones tenía, pero el desarraigo de su lugar y de la familia era muy doloroso. Así que prefirió quedarse en Berisso y dedicarse a los negocios.

Recuerda que en esa época se competía por pasión, no había renta económica. Más bien todo lo contrario: se ponía más plata de la que ingresaba.

También recuerda su primera caída. Fue cuando pasó a la categoría 350 cc. La primera vez que se subió a esa moto le costó seis meses de yeso.

El Campeonato Argentino de 1988 es el que más guarda en su corazón ya que peleaba contra los grandes equipos internacionales con su moto preparada en Los Talas.

No le costó mucho tomar la decisión de abandonar la competencia. Si bien recibió invitaciones para continuar, las desechó. De todos modos, siempre siguió ligado a “las dos ruedas”.

Aconseja a los jóvenes que recién empiezan que si lo hacen con pasión no falla. «Hay que darle para adelante que seguramente va a salir todo bien», invita.

Su amor por las dos ruedas no cambió. Dice que sólo el que tiene “el bichito” de las motos sabe y lo entenderá. Tiene motos y cada tanto hace viajes de paseo con grupos de motoqueros. La sensación de libertad que da subirse a una moto -asegura- es inigualable.

Gustavo Andreucci, sencillo, tipo de pueblo que disfrutó del éxito del triunfo a nivel nacional, pero que por amor a su ciudad y a su familia decidió quedarse y desechar oportunidades en el exterior. Una Charla Destacada imperdible para disfrutar y aprender.

 

 

Charla completa aquí:


Más columnas de Pablo Lofiego

SEMANARIO EL MUNDO DE BERISSO © 2019 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web